Indignados y valientes en Texas

Charles Holm reporta sobre una sentada en Austin que los organizadores esperan inspirará una mayor resistencia contra la oleada antiinmigrante, a nivel local y nacional.

DACA recipients and solidarity activists unfurl banners for a sit-in at the Texas Capitol building (Cosecha Texas | Facebook)

EN LO que sus organizadores llamaron "la primera sentada DACA en la era Trump", decenas de activistas por los derechos de los inmigrantes marcharon hacia el Capitolio de Texas, en Austin, el 26 de julio, gritando, "¡El poder está en nuestras manos!"

En la intersección de las calles 15ª y Congress, los manifestantes desplegaron su pancarta: "Protección Permanente, Dignidad y Respeto" y la bloquearon sentándose sobre el pavimento. Quince activistas fueron arrestados, incluyendo cuatro beneficiarios de Acción Diferida por Llegadas Infantiles (DACA, por sus siglas en inglés).

La acción fue organizada por Cosecha Texas, una rama de Movimiento Cosecha, que se auto describe como "un nuevo movimiento no-violento que lucha por la protección permanente, dignidad y respeto de los 11 millones de inmigrantes indocumentados en los Estados Unidos".

El estado de Texas se haya a la vanguardia del ataque gubernamental contra los inmigrantes. El Senado del estado acaba de aprobar un proyecto de ley N°4 (SB 4, por sus siglas en inglés), una mediad anti-ciudad santuario que esencialmente diputa a funcionarios estatales, del condado, municipales e incluso a policías universitarias como agentes de inmigración, y alienta, y en algunos casos obliga, a pedir a individuos detenidos y arrestados su estatus de inmigración, y a cooperar con el Servicio de Inmigración y Aduanas y con Aduanas y Protección Fronteriza (ICE y CBP, por sus siglas en inglés, respectivamente).

SB 4 también incluye disposiciones para destituir a funcionarios electos y designados que se nieguen a cumplir estas disposiciones. La Unión Americana de Libertades Civiles lo llamó "la ley más antiinmigrante y que más promueve el perfilamiento racial en el país".

Esta horrible ley está dispuesta para entrar en vigor el 1° de septiembre, pero una investigación realizada en junio por Austin Chronicle reveló que "SB4 ya existe de facto" en la frontera entre Texas y México, donde los oficiales del Departamento de Seguridad Pública [la entidad encargada de las licencias de conducir en el estado. N. del T] están entregando a conductores y pasajeros con violaciones de tráfico menores a funcionarios de inmigración, estableciendo efectivamente un "conducto pionero de la aplicación de la ley en la maquinaria de deportación de no criminales".

Cosecha dijo en un comunicado que la sentada fue organizada no sólo contra SB 4, sino también "en respuesta a las recientes amenazas que enfrenta el Programa de Acción Diferida para las Llegadas infantiles". El 29 de junio, el Fiscal General de Texas, Ken Paxton, lideró a los fiscales generales de otros nueve estados en enviar de una carta a la administración Trump solicitando la derogación de DACA.

La carta sostiene que si la administración no rescinde el programa DACA para el 5 de septiembre, estos estados archivarían una demanda contra "ambos DACA y los restantes permisos DACA Expandido" – enmendando su previa exitosa demanda contra la expansión de DACA y otro programa para padres los receptores de DACA, conocido como DAPA.

Trump canceló oficialmente DAPA el mes pasado, y la recientemente introducida Acta DREAM de 2017 casi por seguro fracasará en el actual Congreso.

- - - - - - - - - - - - - - - -

POR TODAS estas razones, Cosecha y otros grupos consideran a Texas como que el estado es "el campo de batalla en la lucha por los derechos de los inmigrantes en la era Trump", de la misma manera que Arizona, con la ley "muestra tus papeles", SB 1070, lo fue en 2010.

Algunos activistas laborales y pro-inmigrantes locales criticaron la acción como la obra de una organización "paracaidista" – un grupo "externo" dispuesto a "intimidar" a los receptores de la DACA y a las personas con Estatus Protegido Temporal, con una acción que pone en peligro la lucha contra SB 4 y expone a una población ya vulnerable a un mayor riesgo, debido a la excepcionalmente agresiva atmósfera antiinmigrante en Texas.

Tal retórica es una táctica común, usualmente esgrimida por la derecha contra las fuerzas progresistas. La exitosa lucha contra el SB 1070 en Arizona muestra por qué es importante que las acciones y estrategias militantes vuelvan a emerger dentro del movimiento pro justicia inmigrante.

Parte de lo que impidió que las peores disposiciones de SB 1070 tuvieran efecto fue la participación de activistas de todo el país en la organización de acciones directas y manifestaciones masivas contra la ley.

El modelo de Alto Arizona, que llamó a la gente a "trazar una línea y decir basta... a la criminalización de los trabajadores y sus familias", inspiró el llamado hecho de este año por los grupos pro inmigrantes en Texas por un verano de resistencia contra SB 4, que comenzó en el Día Memorial con cientos de personas, de fuera del estado, a mostrar apoyo a la comunidad inmigrante del estado.

La sentada DACA, per se, no fue una acción "masiva", pero encaja como una más en el "verano de resistencia" que a principios de junio fue proclamado por organizaciones pro-inmigrantes de Arizona y Texas, quienes instaron a "activistas y aliados de todo el país... a organizar y movilizar a los miembros de la comunidad local en desafío a la injusta discriminación racial y la criminalización de los inmigrantes, los latinos y la comunidad afroamericana ".

- - - - - - - - - - - - - - - -

LOS ORGANIZADORES y voluntarios de Cosecha llegaron a Texas porque comprendieron que el estado se ha convertido en el centro de la lucha contra las políticas antiinmigrantes y el racismo, reflejado en el claro entendimiento de los participantes por lo que están luchando.

Las declaraciones de activistas inmigrantes tejanos durante la acción no mostraron señas de "intimidación", sino de valentía y una clara visión de qué está en juego si los matones como Ken Paxton y Donald Trump no son confrontados, mostrándonos que tipo de movimiento debe ser construido para detener SB 4, proteger DACA y ganar igualdad y respeto.

Manuel Ramírez, quien vivió indocumentado por 20 años y que recientemente obtuvo un estatus legal permanente, explicó porque se expuso a ser arrestado: "Yo soy de Austin, Texas y estoy haciendo esto por mi familia y hermanas que son indocumentadas, y también por mi hijo de seis meses, para que podamos vivir en un mundo donde nuestra dignidad humana sea respetada y protegida".

Catalina Adorno, otra arrestada y una receptora de DACA en San Antonio, dijo a Gus Bova del Observador de Texas que sabía que había "algunos riesgos serios, pero... todas las pequeñas victorias que la comunidad inmigrante ha logrado fueron obtenidas por gente que asumió riesgos".

"La gente me preguntó si tenía miedo", dijo Adorno a Democracy Now! "Les dije que no. Ya no tengo miedo".

Los cuatro detenidos DACA salieron de la cárcel el miércoles por la noche, y los otros 11, quienes habían rechazado la fianza en un acto de solidaridad con los activistas de DACA, fueron liberados el jueves temprano.

Hay una defensa legal para los liberados, pero a pesar de la reputación de santuario de Austin, la amenaza de una represalia de ICE contra los cuatro activistas "DACAmentados" permanece.

A pesar de estos riesgos, el Movimiento Cosecha está "invitando a los jóvenes indocumentados de todo el país a modelar el riesgo tomado el 26 de julio" en Texas.

Como explicó su portavoz María Fernanda Cabello, Cosecha entiende que "algunos pondrán su esperanza en los políticos en Washington, DC", pero recordó que incluso DACA fue ganado "no por algún político, sino porque nuestra comunidad tomó acciones sin miedo".

"Marchamos, nos salimos de clases o del trabajo, detuvimos las deportaciones y cerramos los centros de detención, nos arriesgamos y pusimos nuestros cuerpos en la línea para decirle a este país que somos 'indocumentados, sin miedo, y sin disculpas'... Este momento nos llama a ser valientes otra vez, a crear una crisis moral que cambie la narrativa sobre la inmigración en este país".

- - - - - - - - - - - - - - - -

EN LOS días previos a que SB 4 entre en vigencia, el 1° de septiembre, Cosecha y otras organizaciones planean continuar la resistencia y construir un movimiento militante.

Esto incluye BastaTX, una campaña a nivel estatal de días de acción contra SB 4, incluyendo una huelga estatal y un Plantón Juvenil Contra el Odio para el 1° de septiembre y una Marcha, Plantón y Concierto por la Unidad el 2 de septiembre.

En si sitio web, la campaña de BastaTX dice que, "Creemos que todos los tejanos merecemos vivir libres de discriminación racial, libres del temor de ser deportados, libres de detención y libres de la violencia policial", y declara: "vamos a protestar, ir a la huelga y a resistir para a poner fin a SB4".

Hasta el momento, 33 organizaciones han apoyado la campaña, incluyendo el Movimiento Cosecha, la Nación Soberana Negra, Lucha por 15, Inmigrantes Unidos, Solidaridad Musulmana ATX, la Organización Latina de Trans, Santuario UT y la Organización Socialista Internacional.

La lucha por la justicia para los inmigrantes enfrenta muchos obstáculos para derribar SB 4, proteger DACA y, en última instancia, ganar protección, dignidad y respeto permanentes para todos. Pero no debemos subestimar el hecho que éste es un movimiento formado por valientes jóvenes combatientes, como Catalina Santiago, cuyas palabras en el día de la sentada pueden inspirar más resistencia:

DACA está bajo ataque mientras que mis padres, que son trabajadores agrícolas, ni siquiera recibieron la protección temporal que DACA provee. Estoy siendo arrestada hoy para decirle a mis padres, a mi comunidad, y al resto de los 11 millones que no importa lo que digan los políticos: Somos dignos y no nos conformaremos con las migajas que nos ofrecen a cambio de ser la fuerza económica y laboral que sostiene a este país, día tras día".

Eric Nava-Pérez contribuyó a este artículo. Traducido por Orlando Sepúlveda