NOTE:
You've come to an old part of SW Online. We're still moving this and other older stories into our new format. In the meanwhile, click here to go to the current home page.








DE OBRERO SOCIALISTA
Luchando contra el fraude de los patrones
¡Alto al ALCA!

abril de 2001 | página 1

LOS MINISTROS de comercio, líderes mundiales, y representantes de empresas de 34 naciones de Norte, Centro y Sur América y el Caribe se van a reunir en la Cumbre de las Américas en la ciudad de Quebec del 20 al 22 de abril para discutir el tratado conocido como el Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

Es bien probable que muchos no sepan casi nada acerca del ALCA.

Esto es así porque el ALCA--un tratado de libre comercio que puede abarcar a las cerca de 800 millones de personas de los países del hemisferio occidental (excepto a Cuba), implicando un movimiento económico de 11 trillones de dólares--ha sido negociado en secreto desde diciembre del 1994.

LEIGHTON CHRISTIANSEN nos explica qué es lo que necesitamos saber acerca del ALCA.

- - - - - - - - - - - - - - - -

¿QUÉ ES el ALCA (FTAA en inglés)?

EL ALCA fue originalmente propuesto por el presidente republicano George H. W. Bush, y se convirtió en un elemento clave de la política de intercambio comercial del presidente demócrata Bill Clinton.

El ALCA extendería el Tratado de Libre Comercio (TLC) del 1994, entre los Estados Unidos (EEUU), Canadá y México, al resto del continente americano para el 2005.

Además de ensanchar el área cubierta, el ALCA le va a dar a las corporaciones multinacionales--especialmente a aquellas basadas en los EEUU--mayor habilidad para explotar a los trabajadores, trasladar inversiones, servicios y productos, establecer monopolios, y atragantarse ganancias inmensas a la vez que enfrentarían muchas menos regulaciones gubernamentales.

Los patrones estadounidenses se están babeando por tener su propio bloque comercial para contraponer a la Unión Europea (UE) y Japón.

¿QUÉ ES lo que permite?

EL ALCA está diseñado para permitir la competencia en y privatización de servicios provistos por el gobierno, incluyendo entre otros a la salud, el cuido de niños, energía, agua, y el servicio postal.

La sección del ALCA que cubre a los "servicios" le permite al sector privado el pasarle por encima a las regulaciones gubernamentales.

En efecto, los monopolios nacionalizados de servicios como el de la salud o del agua que no hayan sido todavía descuartizados por los programas de austeridad del FMI y el Banco Mundial van a ser proscritos. Las compañías gigantes de servicios de salud estadounidenses se están babeando al pensar en sus potenciales ganancias.

La meta del ALCA es eliminar todas las tarifas (impuestos sobre bienes importados o exportados) que todavía existan y todas las barreras no tarifarias (regulaciones que afecten el comercio) sobre bienes y servicios.

El ALCA va a adoptar reglas que imponen que "una nación debe estar preparada para probar, si fuera demandada, que sus estándares ambientales y de seguridad son no sólo 'necesarios', pero también la forma 'menos restrictiva para el comercio' de alcanzar las metas de conservación, y las normas de seguridad de alimentos o de salud".

Esto implica que las regulaciones de salud, seguridad, laborales, y ambientales que sean estimadas como que afectarían las ganancias van a ser hechas picadillo.

¿CUÁL ES la historia de los tratados comerciales como el TLC?

BAJO LAS provisiones del TLC, el gobierno mexicano se vio forzado a reducir las tarifas del maíz, y a eliminar los subsidios a los agricultores y el de la tortilla.

Un millón de pequeños agricultores se vieron contra la pared cuando el maíz de los EEUU, más barato y subsidiado, se desbordó a través de la frontera, aumentando las ganancias de los agro-negocios estadounidenses.

Pero los consumidores mexicanos no se beneficiaron de este maíz más barato, pues los precios de la tortilla se cuadruplicaron.

El ALCA esparciría esta clase de miseria a lo largo de Centro y Sur América.

Se espera que el ALCA también fortalezca las reglas de "propiedad intelectual".

Haciendo uso de esto, las compañías farmacéuticas más grandes han tratado de prevenir que manufactureros en países pobres hagan equivalentes genéricos más baratos de drogas caras.

¿QUÉ IMPLICARÁ el ALCA para América Latina?

EL ALCA es una extensión del dominio político y económico de los EEUU sobre el hemisferio occidental por otros medios.

A lo largo de las últimas tres décadas los EEUU no se han refrenado de intervenir directamente en los asuntos de los gobiernos de Centro y Sur América para proteger el "patio del Tío Sam".

El FMI y el Banco Mundial, que son controlados por los EEUU, han forzado a gobiernos innumerables a atacar la calidad de vida de la clase trabajadora, a las uniones, y a destruir empleos para poder cualificar para préstamos--préstamos que quizás nunca puedan saldar.

La ratificación del ALCA tiene el potencial de intensificar los ataques de los patrones a través de Norte, Centro y Sur América. Pero esto no es inevitable.

El ALCA puede que nunca llegue a aprobarse porque haya garatas entre grupos de las clases gobernantes de las 34 naciones o porque sea parado en seco por grandes movilizaciones de trabajadores, campesinos y agricultores que se encuentren siendo blanco de los esquemas de recortes y privatización que exige el ALCA.

¿SE CONCLUIRÁ el tratado?

LAS NEGOCIACIONES entre los 34 países están repletas de problemas.

El ALCA se plantea eliminar las tarifas, pero algunas naciones pequeñas del Caribe obtienen la mayor parte de sus ingresos a partir de los impuestos sobre importaciones.

El ministro de comercio canadiense Pierre Pettigrew dice que no endosará el ALCA si incluye las reglas de tipo "inversionista-estado", a la TLC, que permiten que las corporaciones puedan demandar a los países.

Pero las corporaciones multinacionales--cuyos 500 representantes que han pasado pruebas de seguridad tienen acceso a los documentos del ALCA--están empujando las reglas de tipo "inversionista-estado".

También hay problemas dentro de los EEUU.

Mientras que Bush apoya el ALCA, muchos en los círculos del congreso y de los negocios no piensan que él pueda lograr su aprobación si no recibe autoridad tipo "fast-track" ("vía rápida").

Cuando el presidente presenta un acuerdo que ha sido negociado con autoridad fast-track, el congreso tiene un máximo de 20 horas de discusión oficial en cada cámara que tiene que ocurrir dentro de los primeros 60 días desde que fue sometido.

Entonces el congreso puede votar "sí" o "no" con respecto al acuerdo--sin derecho a enmendarlo.

La aprobación del congreso de autoridad tipo fast-track no es garantizada.

¿CÓMO PODEMOS parar al ALCA?

MILES DE manifestantes están planeando ir a Quebec durante la Cumbre de las Américas para participar en una Cumbre del Pueblo y protestar en contra del tratado de libre comercio.

Los oficiales canadienses van a llevar a cabo la reunión del ALCA escondidos detrás de las murallas de un viejo fuerte y planean usar 5,000 policías a caballo para mantener el orden.

Otros tantos miles de manifestantes van a protestar en solidaridad en las fronteras entre San Diego y Tijuana, Detroit y Windsor, el estado de Washington y Colombia Británica (Canadá), y a través de todo el continente.

La American Federation of Labor-Congress of Industrial Organizations (AFL-CIO), la confederación sindical más grande de los EEUU, hizo un llamado a sus miembros para que se unan a las protestas contra el ALCA este año.

Esto es un gran paso hacia adelante.

Pues durante sus anteriores campañas contra el TLC o contra el tratado comercial con China la AFL-CIO retrocedió a una retórica contra los extranjeros.

Desafortunadamente algunas secciones del movimiento obrero todavía están rezagadas.

Los United Steelworkers of America (la unión de trabajadores del acero) se han alineado con los patrones del acero, haciendo un llamado por el proteccionismo.

James P. Hoffa, presidente del International Brotherhood of Teamsters (la Unión de Tronquistas), ha estado usando de chivos expiatorios a los conductores de camiones mexicanos cuando se opone a las reglas del TLC que le permiten a las compañías de transporte basadas en México acceso a las autopistas interestatales estadounidenses.

Pero la protesta pactada para la frontera de San Diego y Tijuana apunta el camino hacia adelante. Al forjar la solidaridad a través de la frontera con los trabajadores de las maquiladoras mexicanas, los activistas de los EEUU fortalecen su propia lucha contra el ALCA--y construyen vínculos para batallas futuras.

Debemos usar esta oportunidad para forjar solidaridad internacional--solidaridad que pueda repeler el ALCA y otros tratados comerciales futuros de los patrones.

Página principal | Reportajes de este número | Retornar arriba