NOTE:
You've come to an old part of SW Online. We're still moving this and other older stories into our new format. In the meanwhile, click here to go to the current home page.








Como la CIA entrenó a Osama bin Laden

14 de Septiembre de 2001 | Página 2

EL MILLONARIO hombre de negocios saudita, Osama bin Laden y su "vasta red" de terroristas internacionales fueron culpados rápidamente por el ataque aéreo a Nueva York y Washington, D.C.

Esto no es nada nuevo. Bin Laden ha sido por años el cuco favorito del establecimiento político de Washington. El ha sido culpado por el ataque suicida a un destructor estadounidense en Yemen el año pasado, los bombasos de dos embajadas norteamericanas en Africa en1998 y más.

Pero si bin Laden está envuelto en terrorismo, él fue educado por los mejores–el gobierno de los Estados Unidos.

Los dos, él y el Talibán de Afganistán son producto de diez años de guerra apoyada por los EE.UU. contra la ocupación de Afganistán por la ex-Unión Soviética. Después de que las tropas rusas invadieron Afganistán en 1979, los EE.UU. entrenaron a bin Laden y a miles de hombres árabes.

El aquel entonces presidente de los EE.UU., Ronald Reagan, gustaba llamar a bin Laden y a sus secuaces "luchadores por la libertad".

Después de que la Unión Soviética se vio forzada a salir de Afganistán en 1989, los "luchadores por la libertad" entrenados por la CIA, se dividieron en facciones rivales que lucharon en una guerra civil durante la década de los noventa. Con la ayuda de la CIA y el aliado de EE.UU, Arabia Saudita, el pequeño grupo de la milicia Taliban, emergió del caos, apoderándose del gobierno en 1996.

Los EE.UU. apoyaron a los islamistas de línea dura del Talibán porque ellos pensaron que el grupo podría proveer estabilidad para los grandes negocios. Pero entonces el Talibán empezó a brindar refugio a bin Laden y a otros movimientos islámicos a los cuales los EE.UU. se oponen.

Como Saddam Hussein en Irak antes que ellos, bin Laden y el Talibán han pasado de aliados a ser enemigos de Estados Unidos.

Página principal | Reportajes de este número | Retornar arriba