NOTE:
You've come to an old part of SW Online. We're still moving this and other older stories into our new format. In the meanwhile, click here to go to the current home page.








Estados y ciudades reducen servicios sociales esenciales
Luchemos contra los recortes

5 de abril de 2002 | Página 4

Las autoridades políticas de las ciudades y los estados a través del país están oyendo un mensaje fuerte y claro: "No estamos dispuestos a aceptar más rebajas al presupuesto social." Así cientos de estudiantes de los City Colleges de Chicago se lo dejaron saber al alcalde Richard Daley el jueves 21 de marzo, en una protesta contra los planes de eliminar los servicios de consejería académica.

Diecinueve consejeros pueden perder sus puestos. Estos apoyan el desarrollo académico de más de 70,000 estudiantes y son cruciales en guíarlos en el proceso de transferencia hacia las universidades.

"Muchos estudiantes no toman las clases que realmente necesitan y terminan, como yo, permaneciendo más tiempo y pagando más dinero del que deberían," dijo el estudiante Raven Cox, mientras los manifestantes, mayoritariamente latinos y afro-americanos, gritaban a los policías que les impedían el paso a las oficinas de la alcaldía. "Creo que esto muestra que ellos no están interesados en la educación, sino en construir más cárceles y financiar más guerras."

Otro estudiante, Jonathan Pettis, agregó: "El rico se hace más rico y el pobre más pobre. Si pueden mantenerte mentalmente esclavo, pueden controlarte, incluso si ya no tenemos grilletes ni cadenas. Nosotros, estudiantes afro-americanos no podemos dejarlos controlar qué aprendemos, qué leemos o qué tan lejos nuestra educación puede avanzar. Si lo hacen, no importa como este sistema se llame a sí mismo, yo lo llamo una dictadura."

El problema está tomando un curso similar en ciudades y pueblos a través del país. En Boston, profesores y padres furiosos abarrotaron la reunión de la Junta Escolar, donde los administradores querían arrasar con un recorte presupuestario de $41 millones que pretendía eliminar los pases de transportación pública para los alumnos y despedir un número de profesionales de la salud.

En Detroit, oficiales de la Junta Escolar planeaban tener su reunión del 20 de marzo a puertas cerradas para evitar tener la experiencia de la sesión anterior--cuando padres y miembros del sindicato interrumpieron los planes de eliminar 700 puestos de trabajo.

De hecho, 36 estados están, o planean, implementar recortes sociales para reducir el déficit presupuestario, el que podría alcanzar la suma de $100 mil millones el próximo año, de acuerdo al Centro de Políticas y Prioridades Presupuestarias. Mucha de la culpa recae en George W. Bush, quien ha estado socavando el gasto social para pagar por los recortes en los impuestos de las corporaciones y de los ricos, y para sustentar el masivo gasto militar.

Republicanos y Demócratas están empujando por igual por estos recortes a nivel estatal y local, y después de años de retórica santurrona en Washington acerca de la importancia de la educación, las escuelas públicas están sufriendo los más escandalosos recortes en sus presupuestos.

Dado que las protestas, marchas y asambleas contra estos recortes están aún en su etapa inicial, además del silencio de los medios, estas señales de resistencia permanecen semi-ocultas, pero en cada una de ellas una línea común puede ser escuchada.

No toleraremos estos recortes que amenazan el futuro de nuestros hijos, y estamos listos para desafiarlos y pararlos.

Página principal | Reportajes de este número | Retornar arriba