NOTE:
You've come to an old part of SW Online. We're still moving this and other older stories into our new format. In the meanwhile, click here to go to the current home page.








Solidaridad con trabajadores inmigrantes de aeropuertos

por Jeremy Sawyer, Brian Cruz y Eduardo Capulong | 12 de julio de 2002 | Página 4

SAN FRANCISCO--Activistas laborales de la cuidad están organizándose para defender a dos trabajadoras del Aeropuerto Internacional de San Francisco (SFO), a quienes les han castigado por atreverse a luchar por sus trabajos. En mayo, Global Aviation Services, la compañía que supervisa a los inspectores de equipaje ("baggage screeners") en SFO, acusó a Erlinda Valencia y a Aurora Rallonza de insubordinación al "dar entrevistas y hablar a los medios noticiosos".

Las dos habían denunciado la ley promulgada después del 11 de septiembre--La Ley de Aviación y de la Seguridad del Transporte--la cual requiere que los inspectores sean ciudadanos de EE.UU. Debido a este decreto, unos 800 trabajadores inmigrantes enfrentan la posibilidad de perder sus empleos en el SFO.

Valencia y Rallonza-- miembros de Sindicato Internacional de Empleados de Servicio (SEIU, por sus siglas en inglés) Local 790--han estado en la vanguardia de la campaña contra el requisito de ciudadanía. "Tenemos que continuar la lucha hasta que en Washington nos oigan", dijo Rallonza. "Los inspectores tienen que luchar juntos".

En junio, una delegación de unos 25 activistas marchó a la sede corporativa de Global en Chicago para entregar una carta de protesta contra la acción disciplinaria contra las dos empleadas. Enfrentado con protestas crecientes en solidaridad con los inspectores inmigrantes, el gobierno federal anunció que SFO será uno de cinco aeropuertos que pueden retener sus inspectores que son contratados privadamente bajo un programa piloto de dos años. SFO es el único aeropuerto grande que forma parte del programa nuevo.

No es coincidencia que sea también el aeropuerto donde la mayoría de los inspectores ha estado activa en oposición al requisito de ciudadanía de la ley nueva. El programa piloto nuevo "es una victoria para los inspectores que tienen ciudadanía. Pero para los que no son ciudadanos ni elegibles para solicitar la ciudadanía, aún quedan los problemas", dijo Valencia. Sólo 160 de los inspectores del SFO son elegibles para el nuevo programa.

Valencia y otro inspectores en SFO están contentos porque el programa los empleará por más tiempo. Pero ellos ven ésta como una oportunidad importante para continuar construyendo la oposición de la base contra los requisitos racistas de ciudadanía de la ley nueva.

Página principal | Reportajes de este número | Retornar arriba