NOTE:
You've come to an old part of SW Online. We're still moving this and other older stories into our new format. In the meanwhile, click here to go to the current home page.








Victoria contra hoteles de Chicago

Por Elizabeth Schulte | 20 de septiembre de 2002 | Página 4

CHICAGO--Después de amenazar con declarar la primera huelga contra los hoteles en la historia de Chicago a principios de septiembre, más de 7,000 trabajadores de hotel ganaron un aumento significativo de sueldo y una reducción en la prima de su plan médico.

Los miembros del Sindicato de Empleados de Hoteles y Restaurantes (HERE por sus siglas en inglés), Locales 1 y 450, que trabajan en 27 hoteles del área, aprobaron su nuevo contrato el 5 de septiembre. Si se hubieran ido a la huelga pudieron haber ganado más--pero aún así lo que ganaron no es pequeña cosa.

Los trabajadores, que se ganaban apenas $8.83 por hora, recibirán un aumento de $3.27 durante los cuatro años del contrato. Según los oficiales de la unión, esto equivale un incremento promedio de 54.4 por ciento entre sueldo y beneficios durante los próximos cuatro años.

Además, ganaron cuatro días por enfermedad, y un receso con paga de 15 minutos diarios-- beneficios que no tenían antes de este contrato. El acuerdo también requiere que los hoteles negocien con la unión en caso de cualquier subcontratación de trabajo a empresas externas. Desde el principio el sindicato había puesto sus miras altas. Y estaban listos para irse a la huelga.

El 12 de agosto, 4,000 miembros votaron con un margen de 98 por ciento apoyando una huelga. La siguiente semana, también unos 4,000 marcharon a lo largo de la lujosa Avenida Michigan. Esto ha sido un gran adelanto para el Local 1, cuyo liderato fue plagado por muchos años por sus vínculos con el crimen organizado, malversación de las cuotas de los miembros, y pésimos contratos para los trabajadores.

Henry Tamarin fue elegido presidente del local el año pasado, y ha implementado cambios importantes en la unión. Empleó a organizadores bilingües para comunicarse con el gran número de miembros hispanohablantes.

Pero cuando llegó la fecha límite de declarar la huelga, él accedió a seguir negociando cuando intervinieron el presidente de la Federación del Trabajo de Chicago Dennis Gannon y el gobernador de Illinois George Ryan. Esto fue un error. Al continuar las negociaciones sin irse a la huelga luego de la expiración del viejo contrato, HERE dejó pasar una oportunidad para enseñarles a los gerentes abusivos una lección.

Aun así, este contrato constituye una gran victoria para unos de los trabajadores peor pagados de Chicago.

Página principal | Reportajes de este número | Retornar arriba