NOTE:
You've come to an old part of SW Online. We're still moving this and other older stories into our new format. In the meanwhile, click here to go to the current home page.








Vieques: Marina de EEUU derrotada

por Roberto Barreto | 18 de abril de 2003 | Página 4

San Juan, Puerto Rico--El pueblo de Vieques ha obtenido una importante victoria sobre la Marina de Guerra de Estados Unidos.

Luego de seis décadas de lucha--particularmente los últimos cuatro años que han incluído inmensas movilizaciones y desobediencia civil masiva--la Marina se ha visto forzada a abandonar la isla de Vieques. El próximo primero de mayo el Campamento García, la instalación donde la Marina practicó con todo tipo de armamentos, incluyendo bombardeos de aire a tierra, napalm y uranio reducido, cerrará sus puertas definitivamente.

Luego de que en abril de 1999 una bomba mató un guardia de seguridad viequense, miles de personas ocuparon los terrenos militares impidiendo el uso del campo de tiro y exigiendo el fin inmediato y permanente de los ejercicios militares. Bajo la consigna "Ni una bomba más", se establecieron 12 campamentos de desobediencia civil al interior del Campamento García. Pero en mayo de 2000, la Marina organizó un gran operativo para arrestar a los desobedientes y retomó control del campo de tiro.

Los desobedientes continuaron entrando al campamento militar. Más de 1,700 personas fueron arrestadas, algunos hasta por seis meses. La Marina se vio forzada a aumentar su seguridad cada vez que intentaba recomenzar los bombardeos, los que eran constantemente interrumpidos por escudos humanos que penetraban al área de tiro.

Al final la resistencia popular derrotó a la Marina, como lo reconoce en un memorándum del Almirante de la Marina, V.E. Clark, sobre el Cese de Entrenamientos en Vieques: "...el mantener la seguridad física en Vieques cada vez se hace más difícil y costoso dado el desorden civil que acompaña la presencia de la Marina en la isla. Hemos tenido éxito en completar nuestro entrenamiento en la isla sólo porque tomamos acciones de seguridad multiagenciales extremadamente agresivas y costosas. El nivel de las protestas, de incursiones intentadas, y de incursiones aisladas exitosas permanece generalmente alto cuando el entrenamiento del Grupo de Batalla ocurre en la isla. La salida de la Marina de Vieques nos evitará esta carga".

El próximo primero de mayo, los viequenses celebrarán un "abrazo a la verja", una actividad en que removerán cientos de pies de la verja militar para luego marchar al interior de la antigua instalación militar. Su reclamo ahora es la descontaminación y devolución de los terrenos.

El pueblo viequense sufrió de severas enfermedades a consecuencia de la contaminación militar, incluyendo la incidencia de cancer más alta de todo Puerto Rico. Ahora, la Marina ofrece tan solo dos millones de dólares para limpiar el área, mientras que se calcula que el costo de remover los contaminantes asciende a los cientos de millones de dólares.

Mientras que los viequenses exigen control sobre los terrenos, el gobierno federal va a transferir los mismos al Departamento del Interior (DOI) y al Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre (USFWS). Es preocupante que la ley federal permita el uso de terrenos del DOI para usos militares.

Sin embargo, los viequenses están decididos a continuar su lucha hasta lograr la descontaminación y la plena devolución de las tierras. Otra consecuencia de la lucha en Vieques ha sido el cierre de la mayor parte de la Base Roosevelt Roads en Ceiba, Puerto Rico y también el cierre total de las instalaciones del Comando Sur.

Alrededor de 2,500 tropas estacionadas en Roosevelt Roads han recibido órdenes de traslado hacia los EE.UU. El Pentágono entiende que sin el Campo de Tiro en Vieques, la base en Roosevelt Roads carece de utilidad. Esto es un logro que ha rebasado las expectativas del movimiento anti-Marina. Roosevelt Roads es la segunda base naval más grande de los Estados Unidos y ha sido utilizada para lanzar intervenciones en el Caribe como la invasión de Grenada.

Su desmantelamiento parcial disminuye la capacidad de Estados Unidos de utilizar a Puerto Rico como trampolín para intervenir militarmente en América Latina y otras partes del mundo. Ahora, siguiendo el ejemplo de Vieques, se debe organizar la lucha para su cierre total y la devolución de las tierras a Puerto Rico.

Para aquellos que luchan contra el militarismo, ya sea por cerrar la base en Okinawa, o aquellos que quieren cerrar la Escuela de las Américas o tratan de detener la guerra y la ocupación de Irak, la lección de Vieques es de gran relevancia, pues demuestra que la gente común puede organizarse efectivamente para derrotar los planes guerreristas del imperio más poderoso del mundo.

Página principal | Reportajes de este número | Retornar arriba