NOTE:
You've come to an old part of SW Online. We're still moving this and other older stories into our new format. In the meanwhile, click here to go to the current home page.








Sindicato arrecia su campaña en Cintas:
Piden apoyo a otras uniones

Por Lauren Fleer | 13 de junio de 2003 | Página 4

Chicago--Un grupo de manifestantes, uno disfrazado como una taza de café, se concentraron y marcharon a mediados de mayo para protestar el contrato recién firmado por Starbucks con Cintas, la gigantesca lavandería industrial.

Cintas emplea a 1,000 trabajadores en el área de Chicago y a 17,000 por todo el país. En semanas recientes, los manifestantes han protestado en ciudades a lo largo de EE.UU., como Nueva York, Las Vegas y San Francisco, como parte de una campaña nacional organizada por el sindicato UNITE.

Cintas es la lavandería industrial y la proveedora de uniformes rentados más grande de Norte América, y controla más del 30 por ciento del mercado. Tiene contratos nacionales lucrativos con corporaciones tales como Exxon, Firestone, Ford y UPS. Más de 5 millones de trabajadores usan los uniformes de Cintas todos los días.

"Y son trabajadores dedicados, miembros bien pagados de sindicatos", observó el organizador de UNITE, Pete DeMay. "La etiqueta de Cintas le da una puñalada en la espalda. La compañía Cintas representa todo lo contrario de por lo que ellos han luchado".

UNITE le está pidiendo a los locales de los sindicatos a que presionen a sus patrones para que no renueven sus contratos con Cintas. Mientras que Cintas ahora tiene ingresos cinco veces mayores que 10 años atrás--los empleados de Cintas trabajan todavía bajo condiciones peligrosas, ganan un sueldo miserable, y no les alcanza para pagar el plan médico de sus familias.

Los $234 millones en ganancias de la compañía, son buenos para darle a los ejecutivos salarios fabulosos. Pero los empleados de Cintas se ganan entre $6 y $11 por hora, y tienen que pagar hasta $180 al mes por el plan médico, con un deducible de $400. Se han presentado más de 40 demandas legales contra la compañía por su discriminación racial, sexual, por edad y por incapacidad.

La agencia federal que media las relacionas laborales, la NLRB (por sus siglas en inglés), ha radicado más de 25 cargos contra Cintas por sus violaciones a las leyes laborales federales. Y un pleito de $100 millones está actualmente pendiente contra Cintas porque le ha estafado el pago de horas extras--a sus trabajadores.

Pero hasta ahora Cintas ha salido ilesa de estos desafíos legales. Mientras que la compañía persiste en espiar a los trabajadores y ha recurrido a despidos para intimidar y obligarlos a que no se sindicalicen, UNITE arrecia la presión contra ésta.

Página principal | Reportajes de este número | Retornar arriba