NOTE:
You've come to an old part of SW Online. We're still moving this and other older stories into our new format. In the meanwhile, click here to go to the current home page.








MÉXICO
Mexico: Desilusion con Fox en las elecciones

Por Lance Selfa | 15 de agosto de 2003 | Página 3

Si el perdedor de las elecciones mexicanas celebradas en Julio fue el presidente Fox y su colectivo, el Partido Acción Nacional (PAN), el ganador fue el abstencionismo.

Sólo 41 por ciento del electorado, incluyendo los que votaron anulados o blancos, fue a las urnas a votar el mes pasado, un descenso del 68 por ciento de los que en el año 2000 votaron en las elecciones nacionales que dieron fin a los 70 años de reinado político del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Del total de los votos, el PRI recibió el 37 por ciento, el PAN un 32 por ciento, y el centroizquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) obtuvo el 19 por ciento. El PRD incrementó su representación en la Asamblea Nacional, pero la cámara quedó más dividida que antes, y el aumento del voto perredista ocurrió casi exclusivamente en el Distrito Federal.

¿Qué explican estos resultados? Fox llegó a poder el 2000 como candidato de "cambio." Prometió mejorar la economía, ganar una normalización de la política inmigratoria con los EE.UU., y a poner al fin la corrupción que marcó la usual forma de hacer negocios en el gobierno de México.

Ninguna de estas promesas ha sido realizada. La recesión norteamericana ha eliminado casi el 20 por ciento de los trabajos en el sector de las maquiladoras solamente. Y el programa económico de Fox--privatización, flexibilidad laboral y el libre comercio- sólo empeorará la situación para la gente común.

En la primavera pasada, Fox encaró protestas de trabajadores y campesinos en contra su progama. Pero en contraste, después del 11 de Septiembre, el Congreso norteamericano dejó de lado la discusión acerca de una amnistía general para los indocumentados. Y el Departamento de Justicia ha deportado muchos inocentes mexicanos, después que ellos fueran arrestados en redadas conectadas con la "guerra contra el terrorismo."

Por estas razones, los electores expresaron un voto de desconfianza contra Fox, pero no han depositado su confianza en otro partido. El PRD no ofreció propuestas serias contra la agenda neoliberal, concentrándose más bien en hacer pactos electorales con ex priistas, y en ofrecer "mano dura" contra el crimen en Ciudad de México.

Por su lado, el PAN y el PRI planean continuar sus ataques contra la clase trabajadora en el Congreso, donde empujando reformas neoliberales que afectan los derechos laborales y de la privatización de los recursos energéticos.

Los movimientos sociales mexicanos y los de todo el continente norteamericano tendrán la oportunidad de demostrar su rechazo a la agenda neoliberal del 9 al 14 de Septiembre, cuando México sea el anfitrión de la cumbre ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC), en Cancún. Miles de activistas concurrirán en Cancún para protestar la reunión del OMC. Fox ha movilizado miles de policías para enfrentarlos.

Podría ser una protesta como la de Seattle de 1999, cuando activistas interrumpieron la cumbre de la OMC allí. "Con el aire cargado de confrontación, y en un momento en que la credibilidad de la OMC está en su punto más bajo en los últimos años, Cancún no se avizora como otro Doha sino como un segundo Seattle," según Walden Bello, un activista en el movimiento por la justicia global.

Página principal | Reportajes de este número | Retornar arriba