NOTE:
You've come to an old part of SW Online. We're still moving this and other older stories into our new format. In the meanwhile, click here to go to the current home page.








"No nos tragaremos sus mentiras"
¡Que regresen las tropas ahora!

19 de marzo de 2004 | página 4

LA ADMINISTRACIÓN de Bush a proseguido la ocupación de Irak con una determinación brutal, con un enorme costo humano.

Además de las decenas de miles Iraquíes muertos o heridos, miles de soldados estadounidenses han muerto, sido heridos, o sido evacuados de la región del Golfo Pérsico. Pero si oímos la versión al Pentágono, nada de esto ocurre. De acuerdo a los oficiales militares, sólo 2,604 soldados han sido heridos en acción y otros 408 en situaciones no hostiles.

Las propias cifras del ejército cuentan una historia diferente. Más de 8,000 soldados han sido evacuados de Irak por razones médicas. La discrepancia ocurre porque las estadísticas oficiales del Pentágono no cuentan como "heridos" a soldados con daños cerebrales, desórdenes psiquiátricos, o a los heridos por su propio ejército, o que se han lastimado en accidentes en vehículos militares.

El Sargento Maurice Craft perdió una pierna cuando una bomba en el camino a Bagdad explotó cerca de su convoy el noviembre pasado. "Muchos están siendo alcanzados por los disparos", dijo Craft. "Ellos llevan un registro de los muertos, pero no están mostrando el número de los que han sido heridos y que han sufrido amputaciones por sus heridas".

Mientras tanto, el costo de la ocupación está creciendo a paso acelerado. Sólo el año pasado, las requisiciones del presupuesto de emergencia alcanzaron la suma de $166 mil millones. Estos recursos que podrían ser dedicados a programas sociales locales, como educación y salud pública, están financiando una ocupación extranjera para beneficiar a las compañías petroleras.

Al cierre de esta edición de Obrero Socialista, los activistas estaban organizando por todo el mundo un día internacional de acción en contra de la ocupación el 20 de marzo--el primer aniversario del inicio de la invasión de Irak por Estados Unidos. En Nueva York, Washington, D.C., San Francisco, Chicago y otras ciudades, los activistas anti-guerra, sindicalistas y otros aunaban fuerzas para marchar juntos en contra de la guerra y la ocupación.

En Fayetteville, Carolina del Norte, esta movilización se esperaba que tuviera un significado especial. Pues reunirá a veteranos de guerra con familiares de soldados que se encuentran en Irak en una demostración en las afueras de una de las más grandes bases militares del país: el Fuerte Bragg.

"Yo creo firmemente que ésta será la demostración más grande en Fayetteville desde la guerra de Vietnam", Lou Plummer, un veterano y organizador del grupo Military Families Speakout, dijo a Obrero Socialista. "Nosotros creemos que al menos un par de miles de personas saldrán a protestar, pero no estaría sorprendido si logramos un número mayor. Hay un numeroso y creciente grupo de familias militares que no se están tragando las mentiras de esta administración. Ese grupo ha estado creciendo desde que la guerra comenzó. Esta demostración nos ayudará a construir un movimiento entre las familias militares y de veteranos y entre los soldados mismos".

Dado los riesgos que los soldados en servicio activo enfrentan cuando se oponen públicamente a los planes de guerra de EE.UU., el nivel de participación de soldados próximos a ser desplegados a, o que recientemente han regresado de, Irak no es necesariamente alto. Pero es obvio que el interés existe.

"Aquí en Ashville, nosotros mantenemos vigilias semanales, y hemos visto un muchacho pasar un par de veces sin decir una palabra", Tim Pluta, presidente del grupo local de Veteranos por la Paz, dijo a Obrero Socialista. "La tercera vez que pasó nos preguntó si lo que nosotros hacíamos era en contra o a favor de la guerra. Le dijimos que en contra. Entonces nos dijo 'Soy un infante de marina y he estado estacionado allá [en Irak]. Estoy visitando mi casa sólo por una par de semanas. Quiero que sepan que creo que lo que estamos haciendo allá es una misión inútil'. Nos dijo que muchos de sus compañeros, otros soldados, e incluso algunos de sus líderes, se sienten igual. Ese es el tipo de información que no está saliendo a la luz pública".

Es importante unirse a la protesta del 20 de marzo, y aumentar las filas de los que se están organizando por doquiera en contra de la ocupación de Irak. Ayúdanos a regar la voz por todas partes: ¡Alto a la ocupación. Que regresen las tropas ahora!

Página principal | Reportajes de este número | Retornar arriba