NOTE:
You've come to an old part of SW Online. We're still moving this and other older stories into our new format. In the meanwhile, click here to go to the current home page.








LO QUE PENSAMOS
Los Demócratas y la Corte Suprema

julio-agosto de 2005 | página 2

AL CIERRE de esta edición, el presidente Bush estaba preparando su anuncio del nuevo candidato a la Corte Suprema.

Los ultra conservadores abogaban por un juez que conformara a su campaña a restringir los derechos al aborto y de los gays. Ni siquiera el Procurador General Alberto González, quien favorecía la tortura de presos en Guantánamo, les parece suficientemente conservador.

Mientras tanto, los grupos liberales como la Organización Nacional de Mujeres (NOW por sus siglas en inglés) cuentan con el partido demócrata para proteger el derecho al aborto y los contraceptivos. Pero no podemos contar con los demócratas para defender los derechos.

Se dejaron vencer con los nombramientos de los jueces ultraconservadores a las cortes federales. Ahora muestran esta misma tendencia hacia "la concertación" política al aprobar un candidato para reemplazar a Sandra Day O'Connor. Elogian a ésta como "protectora moderada" de los derechos de la mujer, pero aunque O'Connor votó a favor del derecho al aborto, también votó por reducir el acceso para las mujeres pobres y las jóvenes.

Hay que recordar cómo se ganó el derecho al aborto en 1973--no por el apoyo de los políticos demócratas o la bondad de los jueces de la Corte Suprema. Hubo miles de mujeres, inspiradas por las otras luchas por los derechos civiles y contra la guerra, que manifestaron en las calles su deseo de controlar su propio cuerpo, y por lo tanto, su propio destino.

Otra vez nos vemos en una coyuntura crítica en que hay que defender los derechos luchando en la calle--no detrás de los demócratas.

Página principal | Reportajes de este número | Retornar arriba