NOTE:
You've come to an old part of SW Online. We're still moving this and other older stories into our new format. In the meanwhile, click here to go to the current home page.








Burocracia sindical de EEUU ataca a maestros de Puerto Rico

Por Roberto Barreto | julio-agosto de 2005 | página 2

EL SINDICATO más grande de Puerto Rico se encuentra nuevamente bajo ataque. Luego de años de enfrentar la ofensiva antiobrera del gobierno, esta vez el ataque proviene del propio sector sindical. La poderosa federación sindical de maestros estadounidense, American Federation of Teachers (AFT) ha sometido un caso en el Tribunal Federal en San Juan para tomar control de la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR), que representa a 43,000 educadores del sector público.

Por años la FMPR estuvo afiliada a la AFT sin que ello significara beneficio alguno para los maestros puertorriqueños. Los maestros pagaban 2.6 millones de dólares en cuotas cada año a un sindicato que no los representaba. La AFT incluso apoya la antiobrera Ley 45 que le permite al gobierno limitar y criminalizar la lucha sindical de los empleados públicos.

En 2003 un nuevo liderato en la FMPR ganó las elecciones con un programa militante de lucha que incluye el rechazo a la Ley 45, y la desafiliación del sindicato puertorriqueño de la AFT. En septiembre de 2004 la FMPR se desafilió democráticamente en asamblea de delegados de la AFT, declarando así su independencia como organización obrera.

Ahora, mientras la FMPR negocia un nuevo convenio colectivo con el gobierno, la AFT intenta imponer una sindicatura sobre la FMPR para eliminar la corriente democrática y sustituirla por un liderato dictatorial. La AFT no tiene reparos en boicotear la negociación actual con tal de preservar el dinero de las cuotas. Traicionan así, no solo a los maestros, sino a todos los trabajadores pues el resultado de las negociaciones de la FMPR, seguro tendrá repercusiones para toda la clase obrera en Puerto Rico.

Ante el anuncio de la AFT de que tomaría control de la FMPR, cientos de maestros federados han piqueteado el Tribunal Federal y las oficinas de la AFT en San Juan. Se organizó un cordón de maestros para defender el edificio sede de la FMPR, puesto que los maestros han prometido resistir cualquier intento de arrebatarles su sindicato. La FMPR ya completó el proceso de desafiliarse del a AFT, pero celebrará a un referéndum entre su matricula para ratificar la decisión y así demostrar que la voluntad clara del magisterio puertorriqueño es desafiliarse.

La AFT, al tratar de imponer una sindicatura a través del Tribunal Federal, demuestra que no respeta el derecho a la autodeterminación de los trabajadores puertorriqueños. Su liderato, desde Washington, intenta utilizar el mismo tribunal que ha servido de punta de lanza al colonialismo estadounidense, para asegurar sus mezquinos intereses. Ese mismo tribunal encarceló al legendario líder nacionalista, Pedro Albizu Campos, persiguió al movimiento independentista, y recientemente, procesó a cientos de defensores de la causa de Vieques.

El tribunal considerará la demanda de la AFT en agosto. Mientras tanto la FMPR está en pie de lucha y solicita el apoyo activo de todo el movimiento obrero. Los trabajadores en Estados Unidos deben exigir que la AFT retire su demanda y respete el derecho de los trabajadores puertorriqueños a decidir su propio destino. Deben también condenar la alianza del sindicalismo con las instituciones represivas del colonialismo de los patronos estadounidenses. Los burócratas de la AFT merecen el repudio de todo el movimiento obrero de Estados Unidos, Puerto Rico, y el resto del mundo.

Para más información pueden comunicarse con: Migdalia Santiago, Secretaría de Educación Sindical, Federación de Maestros de Puerto Rico, [email protected], teléfono: 787-766-1818.

Página principal | Reportajes de este número | Retornar arriba