NOTE:
You've come to an old part of SW Online. We're still moving this and other older stories into our new format. In the meanwhile, click here to go to the current home page.








EL SENTIDO DEL MARXISMO
El PC se acomoda a la derecha...otra vez

Por Paul D'Amato | septiembre-octubre de 2005 | página 3

EL PARTIDO Comunista (PC) reafirmó su apoyo al Partido Demócrata en su más reciente congreso celebrado en Chicago.

"La administración de Bush es un régimen autoritario de derecha", explicó Sam Webb, presidente nacional del PC durante su intervención de apertura. "Y sectores amplios del movimiento obrero--fuerzas del centro, socialdemócratas, Demócratas, reformistas sociales, liberales, y hasta algunos Republicanos--se están oponiendo a sus políticas y están combatiendo la globalización capitalista también".

"¿Verdad que debiéramos unirnos a ellos para luchar contra las políticas de la administración de Bush,?", concluyó.

Como objetivo principal de su partido, Webb hizo resaltar "La toma del Congreso en 2006", lo que no significaba la postulación de candidatos del PC, sino el lograr una mayoría parlamentaria Demócrata.

Aunque el partido actual es un pálido reflejo en tamaño e influencia de lo que era en los años 1930, su perspectiva política virtualmente no ha cambiado desde que el PC adoptó su estrategia del "frente popular" en 1935. "El enemigo principal del pueblo americano de hoy en día", anunció el entonces líder del partido, Earl Browder, en un mitin celebrado en el Madison Square Garden de Nueva York el 20 de mayo del 1936, "es la camarilla del Partido Republicano, La Liga Por La Libertad y Hearst. Debemos poner al centro del nuestro trabajo dentro de la campaña electoral la necesidad de combatir este bloque reaccionario y de derrotar sus planes en 1936".

El frente popular tuvo su origen en el deseo de Stalin de concretizar alianzas con varios estados capitalistas en contra de la amenaza de la Alemania de Hitler. A los partidos comunistas se les instruyó dar un giro de 180 grados luego de la ascendencia de Hitler.

Tras haber denunciado a todos los socialdemócratas y a los reformistas como "fascistas sociales", en algunos casos acusándolos de ser peores que los fascistas, los partidos comunistas súbitamente giraron y se aliaron acríticamente no solo con los partidos obreros reformistas, sino también con partidos de clase media y de la burguesía.

En EE.UU., esto se realizó a través del "frente democrático", o sea, apoyo acrítico al presidente Roosevelt y al Partido Demócrata. El PC declaró que los sectores "dentro y alrededor" del Partido Demócrata eran los componentes claves del frente popular estadounidense.

Según Gene Dennis, líder del partido, este "frente democrático" incluía no solo a trabajadores y gente de la clase media, sino también a "sectores importantes de las altas capas de la clase media y a sectores progresistas de la burguesía".

Browder se preocupaba de que si el PC apoyaba abiertamente a Roosevelt, esto le costaría a Roosevelt el apoyo más amplio. Por eso Browder recibió de sus partidarios rienda suelta para determinar la manera más efectiva de apoyar a Roosevelt. Por ende, el PC abogó a favor de la "derrota de la reacción" en lugar de hacer campaña abiertamente a favor de Roosevelt. Y por lo que el "frente democrático" constaba, el PC se contentó con hacer el papel de la jauría.

El líder comunista Clarence Hathaway explicó en 1938 que aunque el PC "no vaya a ser admitido a esta fuerza progresista", el partido debería "apoyar al movimiento progresista, sin exigir la integración de nuestro partido, ni poniendo esto como condición para nuestro apoyo a las fuerzas democráticas, sino mostrando a través de nuestra actividad dentro de la campaña y nuestro apoyo enérgico a los candidatos progresistas, que somos una fuerza constructiva que se merece ser aceptada".

De esta manera, la justificación propiciada por el PC sobre el frente democrático se proclamaba abiertamente a favor de la necesidad de subordinar el PC completamente al Partido Demócrata, ante el cual "tenía que probarse".

Desde entonces, aparte de un breve interludio cuando el partido hizo otro giro total durante el pacto entre Hitler y Stalin y volvió brevemente a una postura formal de oposición a Roosevelt, el PC ha atacado habitualmente cualquier tentativa de construir un partido independiente fuera del control de los Demócratas como "hacerle el juego a la reacción".

El PC denunciaba a los críticos izquierdistas de Roosevelt como "agentes del fascismo".

Durante la Segunda Guerra Mundial, el PC se transformó en un defensor ferviente de la movilización para la guerra, y hasta apoyó el pacto de los burócratas sindicales que prometían no irse a la huelga y condonó el aprisionamiento de 120,000 residentes de EE.UU. de origen japonés, describiéndolo como "una medida de guerra necesaria".

La lógica del frente popular era la de adaptarse a la derecha, y el partido demuestra lo mismo hoy en día. Political Affairs, la revista del partido, recientemente publicó un articulo titulado "El matrimonio para los gays: piden demasiado, demasiado rápido". Parecería una farsa si no fuera tan trágico.

Página principal | Reportajes de este número | Retornar arriba