NOTE:
You've come to an old part of SW Online. We're still moving this and other older stories into our new format. In the meanwhile, click here to go to the current home page.








Desafío electoral a Demócratas y Republicanos
Un millón de votos por la paz

enero-febrero de 2006 | página 4

TODD CHRETIEN fue el coordinador electoral del norte de California de la campaña presidencial de Ralph Nader y Peter Camejo en 2004, y es miembro de la International Socialist Organization. En 2005, fue co-autor de la Proposición I en San Francisco, un referendo titulado College Not Combat (Educación universitaria en vez de combate). El 15 de diciembre de 2005, anunció su campaña bajo la lista del Partido Verde para el senado de EE.UU por California, retando a la incumbente Senadora Demócrata Dianne Feinstein. A continuación, Todd explica su motivación.

- - - - - - - - - - - - - - - -

UNA TORMENTA perfecta de oposición a la Senadora Demócrata de California, Dianne Feinstein, se está gestando.

Tomemos el asunto de Irak. Sesenta por ciento del pueblo estadounidense ahora se opone a la ocupación y quiere que regresen a casa las tropas. Esa cifra está aumentando en California. La Senadora Feinstein votó a favor de la invasión de Bush y sigue apoyando la ocupación.

Ella votó a favor de la [represiva] ley PATRIOT y de la pésima ley "No Child Left Behind" ("Ningún niño dejado atrás"). Ella exigió a Bush que implementara la ley anti-sindical Taft Hartley en contra del sindicato International Longshore and Warehouse Union (Sindicato de estibadores). Ella se opone a los derechos de los inmigrantes, apoya la racista pena de muerte, y se opone al derecho de los gays y lesbianas a casarse.

Porque hay poca diferencia entre ella y el Partido Republicano de California, los Republicanos no han decidido si postularán un candidato contra ella. Millones de californianos no están de acuerdo con ella acerca de muchos asuntos cruciales.

El 15 de diciembre, yo anuncié mi decisión de buscar la nominación del Partido Verde para retar a la Senadora Feinstein en los comicios de noviembre de 2006.

Mi campaña pretende convertir esta elección en un referendo sobre la guerra en Irak. Planteamos una pregunta sencilla: ¿si te opones a la guerra y a la ocupación, entonces por qué votar por la Senadora Feinstein?

El racismo contra los inmigrantes está siendo impulsado por James Gilchrest y sus llamados "Minutemen". Realmente, ellos son cazamigrantes que manchan el nombre que le robaron a los revolucionarios estadounidenses de 1776.

La Senadora Feinstein es la auspiciadora principal de la ley federal que impediría a los estados el otorgar licencias de conducir a los indocumentados. El clima anti-inmigrante que ella ayuda a legitimar le brinda apoyo a los esfuerzos de los racistas como James Gilchrest.

A pesar del gran apoyo que tiene de los medios noticiosos corporativos, de los millones de dólares que ha recaudado y del respaldo que tiene del establishment político, nuestra campaña tiene como objetivo el lograr "un millón votos por la paz" en California.

Mi campaña va a destacar las demandas del movimiento por los derechos civiles y de los que se oponen a la guerra. Vamos a hacer una gira de las universidades y colegios comunitarios del estado. Invitaremos a hablar en nuestros mítines a los activistas anti-guerra, pro-inmigrantes y pro derechos de los prisioneros.

Vamos a solicitar a los gobiernos estudiantiles en las universidades y colegios públicos, y a los grupos comunitarios a que presionen a la Senadora Feinstein para que me debata. Vamos a presentarnos masivamente en las protestas en contra de la guerra del 18 de marzo de este año.

Mi campaña no se contrapone al activismo. Será exactamente lo opuesto. Decimos que "En vez de votar en contra de por lo que luchas en las calles, no crees que es hora de llevar tu movimiento a las urnas?"

Creo que la cantidad de gente que estaría dispuesta a contestar esta pregunta de forma afirmativa podría asustar a la Senadora Feinstein.

Traducido por Lance Selfa

Página principal | Reportajes de este número | Retornar arriba