NOTE:
You've come to an old part of SW Online. We're still moving this and other older stories into our new format. In the meanwhile, click here to go to the current home page.








Se forma una coordinación nacional del movimiento
Un paso adelante para el movimiento pro inmigrante

Por Paulina Jara, especial al Obrero Socialista | septiembre-octubre de 2006 | página 4

HILLSIDE, Ill.--Más de 700 personas representando 25 estados de la nación se juntaron del día 11 al 15 de agosto para establecer una red nacional e independiente, de coordinación para promover una estrategia nacional enfocada en los derechos de los trabajadores y los inmigrantes.

Allí estaban los sindicatos Unite, UE, SEIU, AFSCME, Teamsters, las coaliciones que lideraron las marchas en Nueva York, Texas, Los Ángeles, las organizaciones de campesinos, de estudiantes y organizaciones comunitarias.

El movimiento 10 de Marzo, que organizó las grandes marchas de la primavera en Chicago, junto con otras organizaciones nacionales y regionales siguiendo las recomendaciones de una reunión regional que se celebró en marzo, pusieron en marcha esta Convención Nacional de Estrategia de Inmigrantes.

La meta era juntar aquellas coaliciones, y grupos que estaban en acuerdo con puntos básicos: Legalización para todos los inmigrantes, Alto a las deportaciones, No a los trabajadores huéspedes, No al inglés como idioma básico, No a la militarización de las fronteras, No a la separación de las familias.

El objetivo era poder lograr un acuerdo nacional. Previo a la Conferencia se hicieron llamadas de coordinación nacional para poder implementar un programa que realmente unificara a los diferentes puntos del país.

Así comienza un nuevo capitulo de las luchas de los inmigrantes, con una propuesta diferente, independiente y nacional. El centro de la discusión fue Nuestra lucha es por los DERECHOS CIVILES Y HUMANOS, y por el DERECHO AL TRABAJO de todos los trabajadores.

Las mesas de trabajo fueron: sobre los trabajadores, Estrategia y Táctica para este periodo, Medios de comunicación, Cómo enfrentar los golpes de la derecha. Llenaron los salones de discusión, algunas acaloradas y apasionadas. Una sala estaba desierta... el taller de ciudadanía.

Cada mesa contaba con líderes que tomaban las notas, otros facilitaban el proceso de discusión, fue un espacio de tiempo en que cada uno de nosotros sentimos que éramos parte de un proceso riquísimo de dialogo por una alternativa diferente. En definitiva había un grupo representativo de los inmigrantes latinos. Faltó mayor diversidad étnica, sin embargo algunos coreanos y árabes participaron.

El resultado político es en definitiva la creación de una organización de coordinación nacional independiente, bajo el gran paraguas de los siete puntos básico. Esto es un tremendo logro político.

Estamos en un periodo que la derecha de este país como sus aliados buscan criminalizar a los inmigrantes, buscan socavar su fortaleza, buscan intimidarnos con sus redadas, selectivas y masivas al nivel nacional, continúan militarizando las fronteras, continúan imponiendo las leyes anti-inmigrantes en forma administrativa por medio del Departamento de Seguridad Nacional.

Esos inmigrantes dijeron ¡basta! Basta a querer usarnos para ganar entre ellos en las elecciones de Noviembre; Basta de querer usarnos como chivos expiatorios a los problemas que enfrenta el país.

Hoy esta coordinadora tiene una gran responsabilidad: coordinar nacionalmente esta alternativa. Los desafíos son muchos:

-- Evitar que el proyecto Hutchinson-Pence sea aprobada en la sesión del Congreso en Septiembre, o bien en una sesión especial después de las elecciones.

-- Encontrar la manera de frenar las actuales medidas represivas de Bush, Chertoff y Myers: Redadas, deportaciones, y el uso de cartas No-Match.

-- Buscar ampliar la base de apoyo, entre Organizaciones de Base y Sindicatos, buscar unidad con sectores masivos más allá de los inmigrantes.

-- Llegar a todos los grupos étnicos.

-- Promover la amplia creatividad de cómo enfrentar los golpes de la derecha, con la creciente numero de propuestas anti inmigrante a escala local y estatal.

La conferencia fue un primer paso a establecer creativamente una alternativa a las llamadas instituciones que han hablado en nombre de los inmigrantes. Este proceso orgánicamente trabajará provisionalmente por tres meses, y luego se establecerán un mecanismo de representación democrática al nivel nacional.

Queremos pensar en largos plazos. Esta lucha no se termina con una reforma legislativa, por que cualquiera que salga tendrá provisiones que serán nocivas para los trabajadores inmigrantes. La reunión nacional termina con las viejas canciones del Inti Illimani...De pie que vamos triunfar...Y juntos cantaremos, el pueblo unido jamás será vencido"

Página principal | Reportajes de este número | Retornar arriba