NOTE:
You've come to an old part of SW Online. We're still moving this and other older stories into our new format. In the meanwhile, click here to go to the current home page.








ILLINOIS
Detienen una medida anti-inmigrante

Por Andrew Freund | noviembre-diciembre de 2006

UNA ANIMADA multitud de 3.000 acudió a una protesta el 3 de octubre en Carpentersville, Illinois para oponerse a proyecto de ley que criminaliza a los inmigrantes sin documentos. El número de manifestantes forzó a la junta de síndicos del suburbio de Carpentersville a posponer la discusión sobre la medida anti-inmigrante.

En los últimos 30 años, este suburbio aislado de Chicago ha experimentado un aumento marcado en la población latina . Más recientemente, los racistas organizados como el Proyecto Minutemen han logrado establecerse en el suburbio vecino de Elgin.

El síndico Paul Humpfer fue uno de los autores del proyecto, el cual prohibiría "ayudar al [inmigrante] ilegal" , penalizaría con multas de $1,000 a los dueños de viviendas que les alquilen a inmigrantes indocumentados y negaría permisos comerciales a negocios que los empleen. También pretende declarar al inglés como el idioma oficial para todos los documentos y formularios de esa ciudad..

Humpfer alegó al periódico Chicago Tribune que él habí a recibido solo elogios por la propuesta por parte de los residentes de Carpentersville.

Parece que no Humpfer no ha hablado con la mitad de los 37,000 residentes que son latinos. Un número impresionante se volcó a la reunión del concilio municipal , movilizado por una iniciativa de base el fin de semana anterior. El esfuerzo incluyó fijar carteles, hacer anuncios en las iglesias y más.

La noche de la reunión del concilio, docenas de partidarios de la ordenanza anti inmigrante, inclusive miembros de los Minutemen, llegaron a vitorear la propuesta racista. Pero sus voces se ahogaron fácilmente ante lasvoces multitudinarias que se opusieron el proyecto.

Aún se quedaron pasmados/sorprendidos los organizadores por la numerosa concurrencia. "El mensaje que enviamos era que si no aparecen hoy, se lo van a arrepentir mañana", comentó al Chicago Tribune Juan Silva, de la Organización MexicanaCívica y Cultural basada en Elgin. "Y la reacción fue buena".

La policía generalmente mantiene separados los lados opuestos en los mitines de inmigración--como en el de Batavia, al sur de Carpentersville, donde miles se concentraron el fin de semana de Labor Day al terminar una marcha desde Chicago de cuatro días. Estaban protestando la legislación anti inmigrante apoyada por el representante congresional del área, el Presidente de la Cámara de Representantes Dennis Hastert.

En Carpentersville, sin embargo, les faltaban experiencia a los funcionarios de policía y del suburbio para controlar la revuelta política que ellos mismos habían inspirado. Los adversarios latinos de la propuesta y los partidarios anti inmigrantes se mezclaron toda la noche, debatiendo entre ellos por dondequiera.

Una maestra de inglés como segundo idioma, Patience Hagel, resumió el argumento cuando los partidarios de Minutemen trataron de entregarle su literatura de alistamiento. "La política de 'English Only' se basa en ideas racistas" sostuvo ella. "América es una sociedad pluralista, y así permanecerá. 'English only' realmente significa 'solo blancos'". La multitud a su alrededor se echó a corear "¡Sí, se puede!" y ella se unió a ellos.

La ordenanza anti inmigrante está basada en una ley reciente de Hazleton, PA. Cuarenta y uno administraciones municipales por todo el país han aprobado o están al punto de aprobar ordenanzas semejantes.

Mientras tanto, los Minutemen en el área de Chicago están tratando de convencer a los funcionarios locales a entrenar a la policía a "identificar" a los inmigrantes sin documentos--y también usar los registros escolares para descubrir residentes de familias inmigrantes que viven en hogares hacinados.

La junta de síndicos de Carpentersville está tratando de reservar lugar en una preparatoria local para convocar su próxima reunión para votar en la medida. Algunos síndicos de la junta están opuestos al proyecto de ley, pero hace falta más manifestaciones como éste para hacerles entender claramente el mensaje sobre de estas ordenanzas anti inmigrantes: ¡"Aquí estamos y no nos vamos"!

Traducido por Bridget Broderick.

Página principal | Reportajes de este número | Retornar arriba