NOTE:
You've come to an old part of SW Online. We're still moving this and other older stories into our new format. In the meanwhile, click here to go to the current home page.








EL SENTIDO DEL MARXISMO
Pidiendo a un criminal de guerra poner fin a crímenes de guerra

Por Paul D'Amato | agosto-septiembre de 2007 | página 3

Sr. Cheadle y demás celebridades:
Me dirijo a Vds., en respuesta a la decisión de poner vuestro estatus al servicio de la cruzada que busca la intervención militar EEUU en Sudán para salvar a Darfur.

Vuestro reciente comentario, escrito con John Prendergast, llamado "Nunca más--otra vez" nos recuerda que "una brutal campaña de violencia en Darfur, instigada por el gobierno sudanés, ha causado la muerte a casi 300.000 personas, y la vida de otros dos millones de desplazados está en vilo."

Dadme la oportunidad para recordaros de una crisis mucho peor, una crisis de la cual es culpable el mismo gobierno que buscáis tome acción en Darfur, el estadounidense.

De acuerdo a un informe publicado el año pasado en la revista médica británica The Lancet, EEUU ha sido responsable por 655.000 muertes en Irak desde la invasión, y es muy probable que esa figura se acerque al millón. Alrededor a 3,7 millones de iraquíes han sido desplazados y se han convertido en refugiados, 1,7 de ellos dentro de su propio país. La Alta Comisión Sobre Los Refugiados de ONU estima que otros 300,000 serán desarraigados este año.

Esta devastación vino después de más de una década de sanciones impuestas, a instancias de EEUU, por la ONU y que arruinaron al pueblo iraquí. Un análisis estadístico realizado por un médico australiano reveló que durante del período de las sanciones, 1990-2003, hubo 1,7 millones de muertes por sobre lo normal, la mayoría de éstas fueron de menores de edad.

Un informe publicado por la organización no-gubernamental Save the Children (Salvar a los Niños) pone Irak al fondo de la lista en cuanto a tasas de sobrervivencia infantil, concluyendo que la probabilidad de cumplir 5 años de edad aquí tuvo la más rápida caída en el mundo desde 1990.

Irak, que tuvo un estándar de vida comparable al de Grecia durante los 1970, actualmente cae por debajo de Burundi, uno de los países más pobres del mundo. Además, el país está siendo dividido bajo la presión de una guerra civil impulsada por EEUU, enfrentando chiítas, kurdos y sunnitas contra si mismos.

En resumen, el gobierno al que vosotros apeláis por ayuda en Darfur es culpable de la destrucción de una nación entera y de la matanza de casi 3 millones de personas; esto sin contar al número de iraquíes que murió a manos de las tropas EEUU durante la Guerra del Golfo en 1991.

Perdonadme que me sea raro que Vds. no se hayan percatado de la absurdidad de esta cruzada: pedirle a un zorro, ocupado en destruir un gallinero, que se detenga y venga a vigilar un gallinero vecino. O para decirlo de otro modo, ¿por qué pedir a un criminal de guerra que rescate a víctimas de crímenes de guerra? ¿No deberíais dirigir vuestra energía contra las atrocidades que son cometidas en nombre del país en que vivís?

Que yo sepa, aún no hay una campaña de cabildeo al menos igualmente conocida que abogue por la retirada de EEUU de Irak y por que el régimen Bush sea enjuiciado ante el Tribunal Criminal Internacional (lo que vuestra carta exige contra el gobierno de Sudán).

La historia del poder militar y económico de EEUU en el mundo no lo recomienda como el salvador de pueblos bajo acecho. Dejadme citar sólo unos pocos ejemplos del largo historial de crímenes de EEUU: el genocidio de los indígenas norteamericanos; la matanza de millones en Corea y Vietnam; el entrenamiento de los escuadrones de muerte de América Latina; los holocaustos nucleares en Hiroshima y Nagasaki; el encarcelamiento de los norteamericanos de descendencia japonesa durante la Segunda Guerra Mundial; la esclavitud en la que millones de africanos; y la defensa de la segregación racial que fuera hasta hace poco legal.

Por eso no fue una sorpresa que el reverendo Martin Luther King una vez calificara a EEUU como "el perpetrador de violencia más grade" del mundo. Me parece que el llamado por una intervención humanitaria, en una región de suma importancia para EEUU, ayudará a renovar la credibilidad del intervencionismo norteamericano, cuando está a su nivel más bajo desde la guerra en Vietnam. Seáis, o no, conscientes de los motivos que todas las señales indican.

La lista de actores claves de la cruzada para "Salvar a Darfur" contiene organizaciones e individuos que no han sido conocidos por sus posturas en contra de genocidios. Ésta incluye la Asociación Nacional de Evangélicos, varias organizaciones sionistas que apoyan a Israel, el ex director del FBI Louis Freeh, el ex director de la CIA James Woolsey, derechistas Republicanos como Newt Gingrich y Gary Bauer y luminarias neoconservadores tales como Charles Krauthammer y Bill Kristol.

La ex secretaria de estado Madeleine Albright, que una vez dijera a un reportero que consideraba que las muertes iraquíes por la guerra y las sanciones, incluso de medio millón de niños, "valía la pena", fue la oradora principal en el mitin de septiembre pasado que buscaba mandar las tropas de la ONU a Darfur.

Los poderes imperiales y coloniales tienen mucha experiencia disfrazando sus metas rapaces bajo la manta del humanitarismo. El rey Leopoldo de Bélgica saqueó el Congo de su caucho – y asesinó, muchas veces de hambre o por trabajo forzado, a millones de africanos, mientras insistía que su verdadero objetivo era la abolición de la esclavitud en África y hacer un "servicio duradero y desinteresado" a la causa del progreso.

Si la cruzada para "salvar a Darfur" tiene éxito, no a salvará a su gente, sino que hará un "servicio duradero y desinteresado" a la causa de fortalecer el imperialismo estadounidense. Ésta no es una causa noble.

Traducción por Lance Selfa y Orlando Sepúlveda

Página principal | Reportajes de este número | Retornar arriba