NOTE:
You've come to an old part of SW Online. We're still moving this and other older stories into our new format. In the meanwhile, click here to go to the current home page.








Persecución de ICE contra Víctor Toro

Por Orlando Sepúlveda | agosto-septiembre de 2007 | página 4

VÍCTOR TORO, un prominente activista por la lucha pro-inmigrante, fue arrestado por la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) el pasado viernes a bordo de un tren Amtrak. Toro volvía a su casa después de participar en una reunión en Rochester, NY, donde se discutió que hacer después del reciente fracaso del Congreso en materia de inmigración.

"No es hora de lamentos... --escribió Toro al respecto --nos queda el camino de la lucha, la organización de base y comunal por condado en todo el país...nos arrestan de día y de noche, nos deportan y el Congreso norteamericano nos denigra y busca aprobar leyes sobre inmigración racistas, criminales y de franca violación a nuestros derechos civiles, humanos y laborales."

Los agentes del ICE abordaron el tren repentinamente y detuvieron a todo aquel que no pudiera producir documentos, y que no luciera como ciudadano. Treinta y cinco otras personas fueron arrestadas con él.

Un vocero del ICE dijo que tales chequeos se están haciendo una rutina más y más frecuente. Así se ve reflejada en la práctica lo que Michael Chertoff, cabeza del Departamento de Seguridad Patria y de la agencia de inmigración, anunciara en una conferencia en Chicago: "la cosa se va a poner fea".

Toro llegó a este país después de escapar de la sangrienta dictadura militar de Augusto Pinochet en Chile.

Desde finales de los años sesenta, Toro fue miembro del Movimiento de Izquierda Revolucionario y uno de los líderes del movimiento de tomas de tierras baldías que permitió a decenas de miles de familias en Chile obtener un lugar donde construir sus casas o un pedazo de tierra que trabajar.

Como mirista y parte de este movimiento de los sin casa, él fue uno de los principales impulsores de lo que durante el gobierno Socialista de Salvador Allende fue conocido como Poder Popular. "Víctor se transformó en una de las persona más odiadas por la burguesía chilena", dijo Mario Venegas, compañero de lucha de Toro en Chile, que participó en un evento para juntar fondos para la defensa legal de Víctor Toro.

Por eso cuando Pinochet, de mano de la burguesía chilena y del imperialismo estadounidense, ejecutó el golpe de estado del 11 de septiembre de 1973, e inauguró un gobierno de terror contra la clase obrera y los militantes izquierdistas, Víctor Toro apareció en la prensa chilena como una de las trece personas más buscadas en el país.

Él fue arrestado y puesto en prisión en cuatro diferentes lugares de detención, donde fue torturado una multitud de veces, incluyendo el uso de electricidad en sus genitales. Finalmente fue expulsado del país en 1976 y más tarde su muerte por fue publicada en el Diario Oficial del gobierno de Chile.

Habiendo llegado a México, luego de estar en varios países, en 1984 cruzó la frontera hacia los Estados Unidos.

Aquí, como en el pasado en Chile, Víctor Toro participó en la lucha de aquellos sin casa por un lugar donde vivir y encabezó innumerables tomas de edificios abandonados. En 1997, la policía neoyorquina desalojó a un grupo de 48 familias que llevaban 11 años viviendo en uno de estos edificios. A los pocos días Toro se tomó la famosa iglesia de Saint Patrick's, en el corazón de Manhattan, en protesta.

Para canalizar su trabajo de asistencia social para los sin techo, Toro y su esposa Nieves fundaron de la Peña del Bronx, un lugar que ofrece su ayuda a los necesitados sin pedir papeles o hacer preguntas, de acuerdo a los Union Square Awards, y que abre sus puertas a activistas político, sociales y culturales del área.

Hoy, Toro está de vuelta en casa, pero enfrenta una orden de deportación. Activistas a través del país se están movilizando para ayudar en la causa de este luchador organizando eventos para juntar fondos para su defensa legal.

"Nos quedamos --dice Toro --no tenemos nada que perder, sólo la lucha nos hará dignos y libres."

Página principal | Reportajes de este número | Retornar arriba