NOTE:
You've come to an old part of SW Online. We're still moving this and other older stories into our new format. In the meanwhile, click here to go to the current home page.








La muerte desciende desde sobre Gaza

abril-mayo de 2008

NICOLE COLSON reporta sobre la nueva etapa en la cruel guerra de Israel contra los Palestinos.

FINALIZANDO FEBRERO, Israel intensificó su horrorosa guerra sobre Gaza con un conjunto de ataques aéreos que dio muerte a más de cien palestinos en cuestión de días.

Israel aclama que sus ataques estaban dirigidos en contra del grupo militante Hamas, el cual había lanzado varios cohetes sobre la frontera del norte de Gaza dirigidos hacia los pueblos israelíes de Sderot y Ashkelon. Pero estos proyectiles fueron lanzados después que Israel atacara el sur de Gaza, dejando cinco hombres muertos. Las autoridades israelíes reclaman que los cinco muertos estaban planeando capturar a un soldado israelí.

De cualquier modo, la violencia israelí sobre Gaza es asquerosamente desproporcionada. Israel dice que está concentrando sus ataques en lanzaderas de cohetes y locales de Hamas, pero la mayoría de su fuego ha terminado en áreas vecinales altamente pobladas. La mayoría de los muertos han sido civiles, incluyendo muchos niños.

Un ataque dirigido contra el edificio del Ministerio del Interior de la Autoridad Palestina (AP) en la Ciudad de Gaza, también destruyó la sede de la Sociedad de Ayuda Médica Palestina, una clínica, una farmacia y una ambulancia. Además mató a un bebe de cinco meses en una residencia adyacente.

Los ataques se intensificaron aún más cuando Israel mandó tropas en una operación llamada Verano Caliente. Sólo el 1 de marzo, al menos 54 palestinos murieron, una de las tazas más altas de mortalidad ocurridas para un solo día desde que comenzó en el 2000 la segunda Intifada, o levantamiento palestino.

Cuando varías protestas emergieron en Cisjordania como respuestas a los ataques, el ejército israelí disipó las demostraciones, asesinando a un niño palestino de 14 años.

Las verdaderas intenciones de Israel encontraron una voz cantante en el Vice-Ministro de Defensa, Matan Vilnai. Luego de un ataque palestino con cohetes dirigido hacia el pueblo israelí de Ashkelon --en el cuál no hubo muertos--, Vilnai dijo que un "holocausto" ("shoa" en hebreo) en Gaza podría ser la respuesta.

"Mientras sigan los tiros y cohetes de gran alcance, [los palestinos] se están buscando un gran holocausto, porque nosotros vamos a usar toda nuestra fuerza para defendernos", Vilna dijo en la radio militar israelí.

Algunos comentadores disminuyeron la seriedad de los comentarios hechos por Vilnai, diciendo que él implicaba "desastre" cuando usó esa palabra. Pero el uso del término "shoa" es claro, en Israel es escasamente usado fuera de discusiones sobre el genocidio Nazi en la Segunda Guerra Mundial.

Como el activista palestino Ali Abunima escribió: "Aquí está el país supuestamente construido del legado del Holocausto Nazi amenazando abiertamente con causar un genocidio en contra de un grupo de personas."

- - - - - - - - - - - - - - - -

LA ESCALA de la barbaridad dirigida contra la población en Gaza en estos últimos ataques no se pueden entender fuera de contexto. En un artículo publicado en la página Web CounterPunch, Mohammer Omer, un periodista con sede en Rafah, describió una entrevista con un joven sobreviviente de una bomba que detonó en un campo de fútbol en el campo de refugiados en Jabalyia.

"Me reuní con dos niños que sobrevivieron el bombardeo en el campo de fútbol de Jablyia el miércoles pasado; los otro cuatro niños probablemente están muertos," escribió Omerl. "Uno de ellos tenía sus piernas descarnadas y estaba quemado en todo su cuerpo debido al bombardeo. Esto ha sido una de las cosas más horrorosas que hasta ahora he visto; y yo si he visto cosas horrorosas..."

"Le pregunté a uno de los muchachos si me podía dar detalles sobre que había pasado. El muchacho de nueve años lloraba mientras me contó que había visto la cabeza decapitada de su primo tirada a varios metros de su cuerpo-- tan lejos, que estaba bastante lejos del campo de fútbol. Su madre añadió que no había electricidad cuando su hijo fue admitido al hospital...

"Mientras hablaba con la madre del niño, ella me dejó saber que tuvo que evacuar a sus hijos ya que no se sentía segura en el área en que los niños jugaban. La edades de los niños varían entre 6 y 14 años de edad. Dos de los que sobrevivieron dijeron que habían estado jugando fútbol al frente de la puerta de su casa en Jabalyia cuando el misil israelí los impactó."

Aunque Israel asegura que había retirado las tropas de Gaza, supuestamente para permitir dos días de intervalo para la visita de la Secretaria de Estado Condoleezza Rice, los F-16 israelíes continuaron sus ataques.

Un oficial superior israelí le dijo a Reuters: "esta muy limitada operación estaba diseñada a enseñarle a Hamas qué podría pasar... si ellos continúan lanzando cohetes, entonces va a haber más operaciones como éstas, o peores."

El Ministro de Defensa Israelí Ehud Barak dejó abierta la posibilidad de una operación terrestre israelí más amplia. "Es algo real y verdadero que nos podría esperar al final del camino", él dijo.

- - - - - - - - - - - - - - - -

TALES ATAQUES, la amenaza de más en el futuro, constituyen el salvajismo y la penalización colectiva contra el pueblo palestino.

"Estos últimos ataques destruyeron uno de los sectores cruciales del ya decaído sistema de salud médico en Gaza", dijo el presidente de la Sociedad de Ayuda Médica Palestina, el Dr. Mustafa Barghouthi. "Israel ha perdido todo sentido de humanidad y el silencio de la comunidad internacional le permite incrementar el asesinato colectivo en contra de una población encarcelada en una gran prisión."

En parte, el aumento de los ataques de Israel contra Gaza son verdaderamente una revancha contra sus residentes después que estos destruyeran una sección del muro fronterizo con Egipto para comprar artículos de alta necesidad, en enero pasado. Esta acción fue detonada por la crisis humanitaria causada por Israel cuando bloqueó el abastecimiento e impuso un embargo, consentido por sus aliados en el gobierno estadounidense, como respuesta a la victoria del partido islámico Hamas en las elecciones en la Autoridad Palestina.

En enero, un reporte de las Naciones Unidas encontró que un 80 por ciento de la población de Gaza vive por debajo del nivel de pobreza. Apagones que duran hasta 12 horas al día son comunes y el sistema de recolección de basura está tan deteriorado que algunas organizaciones humanitarias están advirtiendo sobre el peligro de epidemias, en una de las áreas más densamente pobladas del planeta.

Los más recientes ataques empeorarán la situación humanitaria. Aún así, la respuesta de la administración Bush ha sido condenar ambos, Israel y Hamas, como si hubiera igualdad de responsabilidad en las acciones.

Por su parte, el leader de Fatah y presidente del Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, fue forzado a suspender las negociaciones con Israel mientras el número de muertos aumentaba. Según Saeb Erekat, el jefe negociador palestino: "Por el momento, las negociaciones están suspendidas porque tenemos demasiados funerales."

Si las autoridades Israelíes esperan que la continua estrangulación de Gaza lleve a los palestinos a estar en contra de Hamas, están muy equivocados, de acuerdo a Omer. Los ataques han "definitivamente fortalecido a Hamas", Omert dijo en Democracy Now!. "Esto le está dando más credibilidad y poder a Hamas... porque el pueblo que eligió a Hamas democráticamente quiere que Hamas los defienda mediante el uso de cohetes en contra de Israel...

"Además, el pueblo no cree que el problema sean los cohetes-- el problema es la ocupación... En Belén, en Jenin, en Nablus, en Ramallah, no hay cohetes, pero aún así la ocupación continúa. El muro del invasor aún existe y la ocupación está destruyendo y matando diariamente...

"Por eso no existe el diálogo, y no hay paz cuando uno se encuentra con esto, pero yo puedo decirte que esto muestra que los israelíes quieren hacer la situación miserable para los palestinos".

Traducido por Héctor Tarrido-Picart

Página principal | Reportajes de este número | Retornar arriba