NOTE:
You've come to an old part of SW Online. We're still moving this and other older stories into our new format. In the meanwhile, click here to go to the current home page.








Legalización para todos * No al Acta SAVE * Alto a las redadas y deportaciones * No a las cartas No-Match
Todos a marchar

abril-mayo de 2008 | página 1

MIENTRAS EL Congreso debate una nueva propuesta de ley anti-inmigrante y el Departamento de Seguridad Patria (DHS) insiste en el uso de las cartas No-Match, usada por los patrones para quebrar los esfuerzos de los trabajadores para organizarse, el movimiento pro-inmigrante se prepara para marchar una vez más el próximo Primero de Mayo.

- - - - - - - - - - - - - - - -

EN EL Congreso, los proyectos de ley que intentan hacer del inmigrante un chivo expiatorio se están apilando una vez más.

El Acta SAVE (Asegurando América por medio de la verificación y la aplicación de la ley) yace hoy en la cámara baja, copatrocinada por casi un tercio de sus miembros. La ley aumentaría el gasto en seguridad fronteriza y exigiría a los empleadores verificar el estado migratorio de sus trabajadores con la base de datos del gobierno.

Mientras tanto, un grupo de senadores republicanos ha juntado al menos 11 iniciativas legislativas para la aplicación de ley, incluyendo una que requeriría cárcel para los trabajadores indocumentados detenidos al cruzar la frontera. Otro exigiría a todo aquel en EEUU a comunicarse en inglés con instituciones federales, y un tercero castigaría a los estados que aprueben leyes permitiendo a los indocumentados obtener licencias de conducir con la reducción del 10 por ciento de sus fondos para la manutención de carreteras

El esfuerzo del Senado es visto por los medios de comunicación como una desesperada maniobra por parte de los republicanos para explotar un tema que ellos piensan les ayudará a agrupar sus fuerzas en este año electoral.

Pero la propuesta de los diputados es un tema diferente. Fue introducida por el representante Heath Shuler, demócrata de Carolina del Norte, quien llegó recientemente al Congreso después de ganar el escaño en un distrito tradicionalmente republicano durante la elección de 2006. Shuler, favorito del liderazgo Demócrata por su estrategia de cooptar las posiciones republicanas para apelar a los "votantes de centro", tiene 47 colegas demócratas copatrocinando su proyecto de ley -- aparte de los republicanos anti-inmigrantes como el racista-en-jefe Tom Tancredo.

Por el momento, el liderazgo de la cámara dice que bloqueará la ley, a menos que se añada disposiciones que den a los indocumentados una oportunidad a la ciudadanía y agilicen la reunificación de las familias inmigrantes.

El año pasado, Rahm Emanuel, jefe del Comité de Campaña Demócrata al Congreso, estuvo presionando para que la propuesta de Shuler sea votada, con el fin de poner a los legisladores en distritos conservadores en acta votando a favor.

La consecuencia de la "estrategia" demócrata de ceder ante cada iniciativa anti-inmigrante ha sido nefasta.

Debido a que nadie en Washington ha confrontado las mentiras de la derecha, el debate se ha movido en esa dirección. Las propuestas para militarizar la frontera y para que los empleadores verifiquen el status migratorio de sus trabajadores hubieran sido consideradas como los lunáticos planes de la extrema derecha hace una década. Pero hoy, son parte del consenso bipartidista.

La vergonzosa posición Demócrata en torno a la inmigración es la que ha legitimizado la histeria anti-inmigrante que hoy está mermando la vida de las personas más vulnerables en Estados Unidos. A la vez le permite a la administración Bush incrementar sus ataques a los trabajadores indocumentados.

En marzo 21, el Departamento de Seguridad Patria (DHS) publicó sus nuevas regulaciones con respecto a las obligaciones legales de un empleador al recibir una carta No-Match de la Administración del Seguro Social (SSA). Éstas son las mismas que intento aplicar en agosto pasado, pero que una coalición de sindicatos y organizaciones por los derechos de los inmigrantes derrotaron en las cortes.

- - - - - - - - - - - - - - - -

PERO MUCHOS empleadores no han necesitado ni las nuevas regulaciones del DHS ni la aprobación del Acta SAVE para someter a sus obreros a abusos con las cartas No Match, especialmente cuando estos muestran señas de organizarse para defender sus trabajos y luchar por la legalización de los trabajadores indocumentados.

Por ejemplo, en la fábrica de tubos Wheatland, una división de la compañía John Maneely recientemente comprada por el Grupo Carlyle, trabajadores inmigrantes negociaron colectivamente con su empleador para asistir a la movilización del Primero de Mayo de 2007 en Chicago. La gerencia de la empresa consideró esta acción de los trabajadores como una amenaza y desde entonces ha tratado activamente de romper la organización de los trabajadores, haciendo uso de las cartas No-Match.

Los trabajadores, inmediatamente después de haber recibido noticia de las cartas, comenzaron a notar que sus beneficios lentamente eran ignorados. Ellos buscaron ayuda de su sindicato, Trabajadores de Acero Local 73, pero el representante sindical les respondió que "nosotros no defendemos a los delincuentes". Los obreros, con la ayuda de Chicago Workers Collaborative, forzaron al sindicato a despedir y reemplazar al representante.

Así, organizándose entre ellos y con la comunidad, los trabajadores han resistido durante casi dos años los intentos de la gerencia de despedirlos utilizando las cartas No-Match. Pero a comienzo de este año, la compañía cumplió con sus amenazas y despidió a dos trabajadores indocumentados. Rápidamente, en una asamblea de 50 trabajadores, ellos decidieron montar un piquete fuera de la fábrica.

La gerencia suplicó a los trabajadores no proceder con la acción y se comprometió a reunirse con ellos y sus simpatizantes para resolver el problema. Los trabajadores aceptaron, pero la empresa tomó la buena fe de los trabajadores sólo para comprar tiempo y continuar con sus ataques.

Luego de que más obreros fueron despedidos, alrededor de 30 decidieron no ir a trabajar un lunes y asistieron a una rueda de prensa donde una conferencia regional por los derechos de los inmigrantes estaba siendo anunciada. Luego fueron al local del sindicato para demandar un apoyo más firme.

En la rueda de prensa un reportero preguntó a uno de los organizadores de la conferencia regional acerca de la voluntad de los trabajadores a marchar el Primero de Mayo si éstos se enfrentaban a posibles represalias por parte de los empleadores. Uno de los trabajadores de Wheatland se puso de pie, tomó la palabra, diciendo "nosotros somos la prueba de que es posible defender nuestros trabajos si decidimos permanecer alertos y activos, buscando el apoyo solidario de los otros".

Recientemente, los obreros llevaron a cabo el piquete en frente de la compañía después de que la gerencia identificó algunos de los trabajadores que participaron en la rueda de prensa y los despidió. Un grupo de alrededor 65 personas gritaron consignas como "NO MÁS NO MATCH".

En el piquete, Irene Velázquez dijo a Obrero Socialista que "ellos dispidieron a mi marido porque él apareció en la televisión y denunció Wheatland. Eso no es justo". Ante la pregunta de cuánto tiempo ella estaba dispuesta a esperar en el frío para que alguien de la gerencia saliera a hablar con ellos, dijo: "Voy a estar aquí todo el tiempo que tenga que hacerlo".

Luis, padre de dos hijos, había estado trabajando para Wheatland por casi 7 años antes de que fuera despedido por aparecer en la televisión. Él dice que Wheatland ha contratado al gerente Gustavo López con el objetivo específico de despedirlos. "Él despidió a los trabajadores de Dominick's utilizando las cartas No-Match, y esa es la razón por la que esta compañía lo contrató, para hacer lo mismo con nosotros".

- - - - - - - - - - - - - - - -

ALGUNOS DE los trabajadores de Wheatland también fueron parte de los más de 200 activistas pro inmigrantes que se conglomeraron en la conferencia regional en defensa por los derechos de los inmigrantes en Chicago los días 8 y 9 de marzo. Este fue el segundo evento en la crónica de la reorganización del movimiento en la región medio oeste del país, después de la reunión en Indiana el mes de enero.

En el evento, más de 40 interesados en convertirse en líderes comunitarios y laborales asistieron a talleres formativos de Chicago Workers Collaborative y otros grupos comunitarios en Casa Michoacán. Fue el lugar donde muchas de las reuniones responsables por las masivas marchas se llevaron a cabo.

Activistas del Movimiento 10 de Marzo, medios de comunicación en el barrio Pilsen, tales como Radio Arte y Contratiempo, y académicos patrocinaron conversaciones acerca de la historia del movimiento pro inmigrante, los efectos del TCLAN y las políticas económicas neoliberales, la política en un año electoral y otros temas.

En un panel con luchadores pro inmigrantes y anti-bélicos se habló de las intersecciones de ambos movimientos, particularmente en el ámbito del reclutamiento militar en las escuelas de mayoría latina. En otro, activistas latinos, negros, árabes y blancos generalizaron sus experiencias en la lucha contra el racismo ultraderechista y de la creación y aplicación de las leyes.

En el encuentro, más de 30 jóvenes universitarios, secundarios y algunos profesores acordaron comenzar a propagar y promover entre las escuelas y círculos juveniles la marcha del próximo Primero de Mayo y realizar para abril un taller de oportunidades educacionales para estudiantes indocumentados. Para el fin de la primera jornada, los mismos jóvenes montaron un evento cultural en homenaje al Día Internacional de la Mujer Obrera.

A parte de la movilización regional, en la sesión de trabajo del día domingo, los conferencistas acordaron en conformar un comité promotor de unidad del movimiento inmigrante de la región, luchar contra la aprobación del Acta SAVE, comenzar a trabajar en un boicot económico afectando las propiedades del infame senador Sensenbrenner que será lanzado del Primero de Mayo, y continuar el camino a la convergencia del movimiento reuniéndose próximamente en la conferencia Labor Notes del 12 de abril en Detroit, Michigan.

Página principal | Reportajes de este número | Retornar arriba