Hay dinero para las escuelas

El alcalde tiene a su disposición cientos de millones de dólares con los que podría pagar a los maestros y financiar nuestras escuelas. Nicole Colson explica.

Chicago Mayor Rahm Emanuel speaks to the press flanked by CPS CEO Forrest Claypool

"NO TENEMOS dinero": Ese es el triste estribillo del alcalde de Chicago, Rahm Emanuel y del gerente de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS, por sus siglas en inglés), Forrest Claypool, obligando a los 28.000 miembros del Sindicato de Maestros de Chicago (CTU, por sus siglas en inglés) a prepararse para irse a la huelga el 11 de octubre, después de haber trabajado durante 15 meses sin un contrato.

Emanuel y su pandilla dicen que no queda nada en las arcas de la ciudad para evitar los drásticos recortes a las pensiones y el seguro de salud de los maestros, o para evitar los recortes presupuestarios que han causado el despido de más de 1.000 trabajadores de la educación en los últimos meses en escuelas a través de la ciudad.

Pero es un hecho, públicamente verificable, que Rahm Emanuel controla cientos de millones de dólares, su bien cuidado fondo personal de cohecho, más que suficiente para satisfacer las demandas de los docentes.

- - - - - - - - - - - - - - - -

EL NOMBRE oficial de esta olla dorada es el programa de financiamiento de incremento de impuestos (TIF, por sus siglas en inglés). A través de todos los 50 distritos de Chicago, una parte de lo recaudado en impuestos a la propiedad es depositada en alcancías locales en 148 sectores TIF creados por el Ayuntamiento, usualmente a instancias del alcalde.

A comienzos del año 2015, estos fondos ascendían a un increíble $1,44 mil millones, de acuerdo al TIF Illumination Project. Esto cuando en la ciudad, el alcalde clama pobreza para justificar recortes no sólo en la educación, sino a todo tipo de servicios.

Cuando la ciudad crea un sector TIF, el monto de dinero gastado en servicios para el sector es "congelado" por 23 años, y cualquier excedente fiscal generado por encima de esa cantidad, tras la recaudación de los impuestos a la propiedad, es puesto en la cuenta TIF. En teoría, este dinero es destinado a proyectos de construcción y desarrollo para mejorar áreas "marchitadas", atrayendo inversión y empleo a largo plazo.

Pero en realidad, cómo los fondos TIF son distribuidos (o no) carece, en la práctica, de cualquier supervisión pública. Todo parece reducirse a los líderes políticos de la ciudad, especialmente el alcalde, quien riega con decenas de millones de dólares sus propios proyectos favoritos, o los de sus ricos asociados.

Entre quienes recibieron subsidios del TIF en los últimos años están Viena Beef, Coca Cola, la Torre Willis (Sears) y United Airlines, por diferentes proyectos con $5, $3,2, $4, y $35 millones en fondos del TIF, respectivamente.

Pero hay más. Debido a un obscuro proceso, la ciudad puede transferir dinero de un sector TIF a otro, lo que significa que los residentes de los barrios pobres del sur de la ciudad han tenido millones de dólares de sus propios impuestos a la propiedad desplazados fuera de sus sectores TIF, para financiar proyectos en el más acaudalado lado norte de la ciudad.

Además, muchos de los proyectos que son financiados en los barrios más necesitados terminan satisfaciendo las necesidades de los desarrollistas de bienes raíces, no de las personas que allí viven. Caso en punto; un reciente subsidio TIF de $15.9 millones para a construir condominios de lujo en el barrio Uptown.

"Uno de los mayores defectos del programa TIF es que la mayor parte del dinero, supuestamente destinado a los más pobres de los pobres, termina yendo a los más ricos de los ricos. Esto no es otra cosa que un clásico caso de Robin Hood en reversa, y en esteroides", explicó Ben Joravsky, del Chicago Reader, en 2011.

- - - - - - - - - - - - - - - -

UNA ORDENANZA, actualmente languideciendo en el Ayuntamiento, destinaría una proporción de los excedentes del TIF para las Escuelas Públicas de Chicago, en los años en que CPS se declare en "estrés" económico, como ahora lo hace.

Parece caerse de maduro. Después de todo, la financiación de las escuelas es una de las prioridades hacia la cual la mayoría de los residentes piensan sus impuestos a la propiedad deberían ir.

El Sindicato de Maestros de Chicago dice que si la ciudad declaró un excedente TIF de $205 millones en diciembre de 2016, bajo la ordenanza, CPS recibiría un estimado de $150 millones, enormemente ayudando a cubrir el déficit que la ciudad clama es la razón para atacar a los docentes, sus pensiones y beneficios.

Esto no sería nada nuevo. En 2015, la ciudad declaró un superávit de $113 millones en fondos TIF y lo redistribuyó, con aproximadamente la mitad yendo a CPS.

"La oficina del Secretario del Condado de Cook recientemente reportó casi $500 millones en recibos fiscales acopiados en las cuentas del TIF", según un comunicado de la CTU. "El recorte salarial a los maestros amonta apenas a $200 millones. Vaciando los excedentes de TIF en toda la ciudad, CPS no sólo puede evitar perder maestros, sino que además revertir los draconianos recortes impuestos este verano".

Sin embargo, a pesar de la gravedad de la crisis, varios concejales han expresado su reticencia a aprobar la ordenanza propuesta sobre los excedentes del TIF, porque pondría en peligro sus propios proyectos. Unos 39 de 50 concejales de Chicago han firmado la ordenanza, pero muchos de ellos dicen en voz baja que no quieren que los fondos excedentes vengan de sus propios distritos.

Entre los que se niegan a apoyar la ordenanza está el concejero "progresista", Joe Moore, quien desestimó la propuesta TIF como una "solución a la ligera para aplacar a la chusma".

Cuán ligera pueda ser, Moore aún no explica porque es errónea, y por qué los impuestos a la propiedad no debieran ser usados para el funcionamiento de las escuelas, si para esto fueron creados.

En su lugar, Moore ofrece al alcalde consejo en cómo tornar la opinión pública en contra de los maestros. Él instó al alcalde a "hacer la mejor oferta posible" y "vendérsela " a los padres, molestos por la idea de una posible huelga. "Si los maestros rechazan algo visto como razonable, en última instancia, el público se volverá contra ellos", dijo Moore, sonando, palabra por palabra, como uno de los parásitos especuladores que desea que Emanuel reviente al sindicato docente.

- - - - - - - - - - - - - - - -

AFORTUNADAMENTE, LOS maestros no le compran una línea a Moore más que a Emanuel; y tienen el apoyo de los estudiantes, los padres y la comunidad.

Como Erica Clark de Padres por los Maestros (P4T, por sus iglas en inglés) dijo a los medios de comunicación en una conferencia de prensa el 4 de octubre, organizada por la Campaña de Solidaridad con los Maestros de Chicago:

Este proyecto de ley no es un paliativo de una vez. En cualquier año que CPS esté en una mala situación financiera... el excedente del TIF volvería a automáticamente CPS. Y el dinero que la ciudad obtiene de los excedentes del TIF también volvería a CPS... ¿Por qué está siendo bloqueada en el Comité de Finanzas? Estuvimos en dos audiencias, dos audiencias donde la bloquearon.

"Rahm Emanuel sabe que tenemos dinero", explicó la activista Leticia Barrera, de la Asociación de Vecinos de Logan Square, mientras esperaba por la conferencia de prensa comenzar. "Literalmente, él tiene la solución en sus manos, con el dinero del TIF".

Logan Square es un barrio que está siendo rápidamente aburguesado, y donde el ex concejal Rey Colón ayudó a que millones de dólares del TIF llegaran a las manos de desarrollistas de bienes raíces, quienes construyeron apartamentos de lujo, haciendo subir los alquileres en un área de la cual la clase trabajadora está siendo desplazada.

Barrera, quien tiene un hijo en quinto grado en la Escuela Primaria James Monroe, agregó:

¿Por qué no, en lugar de poner el dinero para que los concejales hagan tratos comerciales y continúen la construcción de condominios... dirigen el dinero a nuestras escuelas para aliviar la crisis? Cuarenta, cuarenta y cinco estudiantes en una sala; eso no está bien. [El alcalde Emanuel] está exterminando el sistema de educación pública en Chicago.

Uno de los obstáculos críticos para avanzar la ordenanza TIF es el concejal Ed Burke, presidente del Comité de Finanzas y un aliado político cercano del alcalde. Burke presidió las reuniones del Comité de Finanzas cuando se cerró la discusión de la ordenanza TIF, mientras los padres frustrados esperaban para hacer oír su voz.

"¡Queremos un voto! ¡Mantengan nuestras escuelas a flote!" gritaron los padres en la reunión de septiembre, mientras eran acarreados fuera de la sala por la policía.

Como Erica Clark dijo:

Si el alcalde quisiera poner más dinero en las escuelas, si quisiera evitar una huelga, podría hacerlo mañana. Él tiene que pedir a sus amigos en el Ayuntamiento aprobar la ordenanza TIF, y el podría re-establecer el impuesto central corporativo [un impuesto que Emanuel ayudó a eliminar en 2011, en virtud del cual las empresas con más de 50 empleados pagan $4 por empleado al mes]. Eso es fácil $250 millones, ahí mismo, que podrían ser puestos en las escuelas, si él quisiera.

"Él sigue diciendo que esto es una huelga de elección", dijo Clark. "Si lo es; su elección."

Traducido por Orlando Sepúlveda