Rebelión docente en México

October 29, 2013

En México, desde febrero 26 de este año, cuando el Congreso mexicano aprobó la reforma educativa propuesta por el gobierno de Enrique Peña Nieto, del Partido de la Revolución Institucionalizada (PRI), apoyada por todos los partidos del establecimiento político, el PRI, el Partido de Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), cientos de miles de maestros han estado a la vanguardia de la lucha contra el conjunto de reformas neoliberales promovidas por la alianza tripartita. La lucha ha involucrado a millones de personas, y se ha extendido del magisterio, a padres de familias, estudiantes, y a diversos sindicatos y organizaciones nacionales y estatales.

Las reformas de Peña Nieto son un intento neoliberal para privatizar una gran arte del sector público, y de imponer mayores medidas de austeridad sobre los trabajadores y pueblo pobre mexicanos. La reforma educativa, descrita por sus opositores como una reforma laboral, busca la destrucción del mayor Sindicato Nacional de Trabajadores de la de Educación (SNTE), el más grande de América Latina, con 1.200.000 afiliados, y la privatización de la educación pública; la reforma energética, busca privatizar lo que queda de PEMEX --la empresa petrolera estatal--y eliminar subsidios de los cuáles los pobres y algunas instituciones sociales, como las escuelas, dependen para pagar por su consumo energético; y la reforma fiscal impondrá una serie de impuestos regresivos sobre los más necesitados, además de aligerar la carga impositiva de las grandes corporaciones.

La lucha contra estas reformas ha tomado a ciertos momentos un carácter de rebelión social, con multitudinarios y permanentes plantones en las plazas de las principales ciudades, tomas de lugares de trabajo, bloqueos de carreteras y paros nacionales. Un lugar prominente en esta lucha ha sido ocupado por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), una organización militante de docentes dentro del SNTE. En entrevista con Obrero Socialista, Graciela Rangel, miembro de la Dirección Política de la CNTE, un cuerpo colectivo de evaluación y liderazgo dentro de la Coordinadora, habla con Orlando Sepúlveda acerca del ataque neoliberal y el estado de la lucha en su contra en México.

GRACIELA, HÁBLENOS un poco de UD., de su rol en el sindicato y de cómo llegó a involucrase en las actividades sindicales, en general, y la lucha contra la reforma educativa, en particular.

MI NOMBRE es Graciela Rangel Santiago, soy miembro de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, y pertenezco a la Dirección Política Nacional de la coordinadora. He sido maestra preescolar en el estado de Michoacán, y tengo 12 años al servicio. La Sección 18 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, la de mi Estado, hace un congreso cada tres años. En el último, resulté electa para ser parte del Comité Ejecutivo Seccional. La labor que me asignaron en ese comité es para representarlo en la Dirección Política Nacional en la Ciudad de México.

Desde joven tuve inquietud por el asunto social y rápido me convertí en una activista, como decimos nosotros. Así me fue fácil comenzar a relacionarme a las actividades de la delegación sindical cuando comencé a trabajar, asistiendo a marchas, a reuniones, etc. Pronto comencé a integrarme a diversos comités. Trabajando, me di cuenta que cada vez más nos están pisoteando los derechos; nos los van quitando de poco a poco. Fue cuando me convencí de que era necesario involucrarme con la Coordinadora.

¿QUÉ ES la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, y por qué es ésta diferente al Sindicato y qué relación guarda con este último?

LA CNTE surge hace ya más de 36 años para lidiar con los malos manejos sindicales de los líderes de ese entonces, y de ahora. Como coordinadora, somos maestros disidentes porque no estamos de acuerdo con las políticas llevadas a cabo por el SNTE. El sindicato no hace más que quedarse con nuestras cuotas descontadas automáticamente cada quincena. En términos de representación o servicios, ese dinero nunca llega de vuelta en nuestras manos.

Entre otras cosas, la coordinadora surgió para luchar contra la práctica del sindicato de dar las plazas laborales que controla en compadrazgo y a amistades, y no a quienes las merecen. Entonces, la Coordinadora lucha para que las plazas sean entregadas sin hacer negociaciones o tratar de obtener algo a cambio. Nosotros argumentamos que las plazas disponibles sean entregadas a los egresados de las escuelas normales, quienes son los más realmente preparados para asumir un trabajo de esta magnitud y responsabilidad, por la formación que reciben.

Además, la coordinadora se hace necesaria porque el sindicato no asume adecuadamente la responsabilidad de defender los derechos laborales o el contrato de los maestros. Ni tampoco asume la tarea de defender a los maestros y a la profesión de los ataques que nivel nacional ha estado recibiendo, como la reforma educativa de hoy, que rimero la apoyo, entorpeció la resistencia contra la reforma, y luego se opuso, pero de una manera totalmente deficiente.

En cada estado hay una sección del sindicato. Algunas de estas secciones decidieron coordinar su acción a través de la Coordinadora. En la Dirección Política Nacional de la CNTE, que se reúne en la Ciudad de México con delegaciones representantes de cada seccional miembro de la Coordinadora, discutimos las acciones y las políticas necesarias para defender los derechos del magisterio a nivel nacional. Nos reunimos cada ocho días, más o menos, con contingentes o dirigentes de cada una de las secciones miembro.

Las secciones más grandes, como la 22 de Oaxaca, la 18 de Michoacán, la 14 de Guerrero, y las 30, 9,10 y 11 del Estado de México, el área metropolitana, mandan grupos más grande de compañeros a las reuniones. Otras secciones más pequeñas, o que están muy lejos del Distrito Federal, mandan menos personas, como Jalisco, Zacatecas, San Luis de Potosí, Sonora y Chihuahua. Algunas no vienen cada semana, sino cuando pueden, para mantenerse informados de los que se está haciendo. Cuando más compañeros vienen es para la Asamblea representativa mensual, cuando llegan más o menos 400 maestros delegados a discutir y tomar decisiones acerca de la jornada de lucha.

¿CUÁL HA sido la postura del Sindicato en relación a la reforma educativa?

ESTAMOS EN contra de la política del sindicato, porque el sindicato ha avalado las propuestas de la reforma de la educación del presidente Enrique peña Nieto. En primera instancia, el Sindicato decía que la reforma estaba bien y se interpuso a la movilización de los maestros en su contra.

Fue cuando la dirigencia nacional del sindicato se dio cuenta de que su propia subsistencia, su relevancia y privilegios peligraban, que decidió presentar una tímida oposición a la reforma educativa. Pero su idea de movilización fue llevar a sus tropas durante los fines de semanas, porque de esa manera no molestaría tanto al gobierno, a una plaza a hacer una demostración de educación física, de una manera totalmente apolítica. A aquel que no iba a hacer sus ejercicios, le descontaban el día.

Esto provocó dos reacciones de interés para el movimiento. Primero, los compañeros participando en este tipo de acciones comenzaron a sentirse utilizados, manejados como ganado, precipitando la ruptura entre la base sindical y la cúpula. Así la base comenzó a rebasar la dirigencia del sindicato y se ha estado sumando a la coordinadora en las acciones mismas, aunque sus secciones no formen parte de ésta. En muchos estados, las bases han desoído las directrices de los dirigentes nacionales del sindicato, para seguir las de la coordinadora.

Y segundo, incluso esta tímida oposición de la cúpula sindical a la reforma convenció al gobierno de que ésta ya no le era útil. Fue entonces cuando el gobierno montó el teatro para acusar y arrestar a la presidenta Elba Esther Gordillo, e intervenir el liderazgo nacional, imponiendo nuevos títeres.

Esto nos ha permitido a nosotros, en la rebelión magisterial, como le llamamos, a comenzar a agitar por una nueva convención donde podamos escoger democráticamente a nuestros líderes. Esa siempre ha sido una de las tareas primordiales de la CNTE, la democratización de la SNTE.

¿POR QUÉ es tan importante para la Coordinadora oponerse a la reforma educativa propuesta por el gobierno?

EN PRIMER lugar porque vemos que esta reforma está encaminada hacia la privatización de la educación. La ley aprobada por el gobierno no dice nada acerca del currículo escolar o de programas de educación.

En cuanto al ingreso al servicio educacional, nosotros cuando salíamos de la escuela normal --donde se prepara a los nuevos maestros--teníamos nuestro trabajo asignado a una comunidad que nosotros no elegíamos, pero que era donde se requería nuestro servicio. Después de seis meses de trabajo obteníamos la base, un puesto de planta.

Ahora, según el artículo tercero de la reforma, para poder ingresar al servicio nada más tienes que tomar un examen, pero no el examen recepcional que tomaban los normalistas. Ahora cualquiera con un con título profesional o licenciatura, ya sea ingeniero, arquitecto o médico, sin preparación pedagógica puede postular a una plaza magisterial. Muchas veces el gobierno y los medios ellos acusan a los maestros de no estar preparados, pero ¿cree usted que va estar preparados un ingeniero, un arquitecto, sin la pedagogía que necesitan para trabajar con niños?

Además la permanencia y promoción del maestro quedará basada en un examen estandarizado aplicado a todos nuestros alumnos, y en base al resultado que ellos obtengan será decidido quien mantiene su trabajo o quien recibe un aumento o incluso una reducción del salario. Esta es la parte de la reforma educativa que ellos llaman "la profesionalización docente".

El mismo examen estandarizado será aplicado en la montaña de Guerrero, en la sierra de Oaxaca, en la costa de Michoacán y en la ciudad de México. ¿Cómo puede el gobierno pensar que un niño que vive en la sierra, que no tienen el mismo acceso a los servicios, a la instrucción, o a la Internet, va estar en el mismo nivel o el mismo conocimiento de un niño que vive en la ciudad? Muchas veces un niño en el campo dejar de asistir a la escuela porque llovió muy fuerte el río creció y ya no pudo pasar, o porque su sala está a medio caerse y es mejor quedarse en casa para no terminar todo mojado.

Los maestros no nos negamos a ser evaluados y no negamos que haya que evaluar a los niños, pero primeramente debe haber un diagnóstico que considera las condiciones personales del niño. Una prueba estandarizada no hace esto, ni considera las condiciones locales y regionales, o la infraestructura de la escuela del estudiante, su realidad y entorno. Nosotros decimos que se necesita un diagnostico que sea acorde a las realidades que vive el niño. Lo que quieren evitar es una conversación acerca de cómo hacemos este diagnóstico que parte desde la comunidad, localidad, condición de vida y de educación en que el niño está inmerso.

Más que una reforma educativa, ésta es una reforma laboral y de pensiones. La reforma elimina lo que nosotros llamamos la base, el trabajo de planta. Los nuevos educadores recibirán contratos de tres años, en vez de ganarse la planta después de seis meses de trabajo, y el contrato ya no será con la Secretaría de Educación, sino que con empresas privadas y terceras partes, para dificultarnos la presentación de reclamos.

Además, esta reforma educativa es un ataque frontal a los maestros, su profesión y sus derechos laborales. A través del uso de pruebas estandarizadas quieren poner a los maestros a disposición de los directores, sin tomar en cuenta sus derechos y su antigüedad. Sin importar que el maestro tenga 20 años o más de servicio, quieren permitir al director decirle: mira no me pasaste este test, por lo tanto te tienen que ir.

Así, el maestro puede perder su derecho jubilarse y a recibir su pensión. ¿Y dónde quedan tus veintitantos años de servicios, si luego te despiden así nada más? Los maestros teníamos una jubilación digna. Las mujeres nos retirábamos del servicio después de 36 años, sin importar la edad. Ahora ya no, ahora tienes que tener 36 años de servicio y 60 años de edad para poder jubilarte, y los hombres 35 años de servicio y 65 años de edad. Con esto, alguien que entre al servicio educativo como su segunda carrera, digamos con 40 años de edad, nunca podrá jubilarse porque nunca va a acumular los 35 años servicio.

Antes, la jubilación consistía de una liquidación de lo que habíamos ahorrado durante los años de servicio, para que lo usáramos como creíamos más conveniente, y además teníamos nuestra jubilación quincenal, que era una porción de lo que ganábamos como maestros. Ahora sólo tendremos lo que ahorremos durante nuestra carrera, lo que nos lo darán en parcialidades quincenales hasta que se nos acabe. Si eso te alcanzó para 30 o 50 quincena, bueno es todo lo que te darán, y luego por tu propia cuenta.

LOS ESTADOS más involucrados en la lucha han sido los estados donde hay más pobreza. Por favor, háblenos de esta relación entre reforma, lucha y pobreza.

LA MAYORÍA de los compañeros que hemos estado en esta lucha somos trabajadores de la educación en lugares muy alejados de la ciudad, regiones apartadas y pobres, donde los niños llegan a veces sin desayunar, o no llegan porque tienen que ayudar sus padres en los trabajos del campo. El maestro no puede hacer otra cosa pero apoyarlos. No podemos decir que porque el alumno no vino tres días o una semana, ya no lo vamos a recibir.

Esta privatización nos afecta más a nosotros porque de por sí ya el presupuesto que necesitamos no nos llega. Se queda estancado en algún lugar entre el Estado y la comunidad. Aún cuando la educación pública es gratuita por constitución, los padres de familia siempre se han visto en la necesidad de apoyar las escuelas con dinero o con trabajo, debido a que los recursos que supuestamente eran enviados a las escuelas nunca llegaban.

La reforma hará, por ley, responsable a los padres de los recursos que necesitan las escuelas, a través de la mal llamada "auto-gestión escolar". Antes, la luz y el agua eran pagadas por el gobierno, por ejemplo, pero esto ahora se acaba. Ahora los padres serán los que tendrán que juntar el dinero para pagar estas cuentas.

Por eso es que los padres de familia también están apoyando la lucha, porque ellos ya están recibiendo cuentas por la luz de las escuelas de hasta 30.000 pesos. ¿De dónde van a sacar ellos el dinero para pagar esto? Con esto de la autogestión escolar, el gobierno está delegando muchas de las responsabilidades que tenía con respetos a las escuelas a los padres. Les dice: este es su escuela de ustedes tiene que encontrar la manera de ayudar al director.

Hay una razón por la cual los maestros de Guerrero, Michoacán y Oaxaca siempre parecen como los más revoltosos, ellos dirán, y ésta es porque nosotros somos los estados más pobres y estamos más cerca de esa realidad que viven los niños que el gobierno federal prefiere ignorar.

Nosotros, los maestros somos los que realmente sabemos las condiciones en las cuales nuestros niños viven y se educan, pero son los que trabajan detrás de escritorios cómodos los que quieren diseñar los programas de educación. Ellos no tienen idea lo que significa para un niño llegar a la escuela sin desayunar. Sus niños están probablemente bien mantenidos y en condiciones en que es más fácil aprender. Por eso, nosotros queremos hacer diagnósticos que sean más cercanos a la realidad estatal y local de cada niño.

En el estado de Oaxaca hay un programa alternativo de educación que ha sido generalizado a la mayoría de las escuelas, generados por los maestros y padres mismos. Nosotros en Michoacán, ya tenemos algunos años que, a partir de nuestra lucha, la Secretaría de Educación nos ha dado una partida económica para elaborar materiales de educación hechos por los propios maestros del Estado. En este programa alternativo nos preocupamos de que los niños reflexionen, qué piensen de lo que están haciendo y no solamente rellenar burbujas. A partir de preguntas surgen las inquietudes de los niños.

HÁBLENOS UN poco del contexto político en el cual esta reforma está siendo empujada.

LA REFORMA educativa es sólo una parte de lo que vienen implementando estos señores del gobierno y del empresariado, a través sus partidos políticos el PAN y el PRI; el PRD también participó en esta iniciativa.

También están impulsando la reforma energética, que nosotros decimos es privatizar Pemex. Sabemos, por supuesto, que Pemex ya no es tan mexicano como solía hacer, pero al menos 40 por ciento de las divisas que genera son aún utilizadas en servicios públicos, y ayuda al mantenimiento de los trabajadores al servicio del gobierno. Si esto se pierde el gobierno podrá decir que no hay dinero para pagar a los trabajadores públicos, incluyendo a los maestros. Esto encaja perfectamente con sus planes de hacer responsables a los padres de familia con los gastos relacionados a la educación pública.

Hay también una reforma fiscal. Entre otras cosas esta reforma fiscal quiere aumentar el IVA a los refrescos y la comida chatarra. El gobierno dice que es en beneficio de los pobres porque el impuesto promoverá un consumo más saludable. Pero este impuesto castiga desproporcionadamente a los pobres, porque son los pobres los que consumen más comida chatarra y beben más refrescos azucarados, no porque quieran, sino porque es más barato.

Esto está además está relacionado con querer introducir en las escuelas a las empresas privadas de alimentación. Ellos dicen que quieren bajar el consumo de comida chatarra, pero ¿que están ellos promoviendo como comida más saludable? La misma comida chatarra sólo que en porciones más pequeñas, y ésta es la que ellos quieren introducir en las escuelas, privatizando las cooperativas escolares. Ellos dicen los padres pierden mucho tiempo preparando la comida los estudiantes, por eso es mejor traer a estas empresas privadas que van a traer comida más "saludable", que como le digo es la misma comida chatarra sólo que en porciones más pequeñas.

Esto va a afectar especialmente a algunas escuelas como, por ejemplo, en mi estado, Michoacán, tenemos lo que se llaman escuelas libres de comida chatarra, en las cuales los padres, ya sea en sus casas o en la escuela preparan los alimentos de los niños. La reforma va eliminar esto y reemplazarlo por la comida chatarra de las empresas privadas.

ESTE AÑO ha estado lleno noticias desde México con episodios de lucha por parte de los maestros contra estas reformas, ¿puede Ud. Describirnos el desarrollo de la lucha en México en los últimos meses?

HEMOS ESTADO luchando contra la reforma a partir del 26 de febrero, que fue cuando se aprobó en el Congreso. Somos una coordinadora nacional, pero en cada estado hay condiciones diferentes. Primero se fue el estado de Guerrero que entró en huelga, inmediatamente después de que el Senado aprobara la reforma. Ellos se mantuvieron en paro hasta el mes de abril. Estamos seguros de que si el Estado de Guerrero no se hubiera lanzado a la huelga en febrero, esta reforma habría pasado sin la resistencia que hasta ahora ha tenido.

Cuando Guerrero se baja de la huelga en abril, Michoacán inicia la suya, que entre los maestros fue total, por los meses de mayo y junio. Durante julio, que es un mes de vacaciones, nos dedicamos a coordinar con las demás secciones para que también se unan a la lucha.

En agosto, hubo un llamado para no iniciar las clases. Es aquí que los compañeros de Oaxaca se suman a la lucha con un paro total. La huelga continuó en Michoacán, aunque no de manera total, sino representativamente. Guerrero se quedó al margen esta vez. Hablo de estos tres estados porque estos, junto a Chiapas, son el bastión de la lucha nacional y de la CNTE.

Ahora último, la semana pasada, Michoacán volvió al paro total indefinido, mientras Oaxaca va continuar la lucha de una manera representativa en el plantón de la Ciudad de México, igual que Guerrero y Veracruz. Vale destacar que Veracruz se había sumado con un paro total e indefinido, aun no perteneciendo a la CNTE. Veracruz llegó a tener a más de 10.000 maestros en el plantón en el Zócalo del Distrito Federal.

¿CÓMO SE han realizado las negociaciones con el gobierno?

EL GOBIERNO básicamente ha esperado a que nos desgastemos, pero por medio de discusión y coordinación nosotros hemos podido cambiar el carácter de la lucha, mezclando a nivel nacional y regional, masivo y representativo. Pero hasta ahora, desafortunadamente, no hemos podido tener el debate que nos interesa con aquellos que están impulsando estas reformas.

En un momento, llegamos a un acuerdo de realizar una campaña nacional de discusión entre maestros, padres, estudiantes y sociedad, para luego presentar los resultados al gobierno federal. Lo hicimos. En toda la nación tuvimos 10 foros regionales para discutir los problemas de la educación, presentando propuestas alternativas, algunas de las cuales ya estamos trabajando en algunos estados, como en Michoacán.

Hubo propuestas estudiantiles, propuestas de sus padres, incluso había propuestas de algunas autoridades que nos han estado apoyando. Pero a pesar de todos estos foros que se realizaron, que habían sido acuerdo con la Secretaría de Educación, todas las inquietudes de los maestros, padres, etc., y sus acuerdos y resoluciones presentadas en un foro final, fueron ignorados.

Esto había sido en preparación para la aprobación de las leyes secundarias, después de que la reforma fue votada. Una vez que las leyes secundarias fueron aprobadas, pudimos darnos cuenta de que nada de lo que la gente, la sociedad había dicho a través de estos foros había sido realmente considerado.

LA LUCHA se desarrolla y expande, como dice Ud., de una resistencia a la reforma educativa a una contra todas las reformas neoliberales promovidas por los tres partidos. En ese contexto, nuevas instancias de coordinación han emergido, ¿puede hablarnos un poco de este fenómeno?

A PARTIR del mes de agosto se comenzaron a llamar a Encuentros Magisteriales y Populares. Le llamamos "populares" porque nosotros entendemos que la CNTE, con la fuerza de los maestros solamente, no tiene la fuerza necesaria para vencer. Creemos que es necesaria la fuerza del pueblo y la fuerza de los demás sindicatos. Por eso hemos estado llamando a estos encuentros, y el próximo será el quinto, el día 26 de octubre.

En estos encuentros hemos estado coordinando acciones no solamente con dirigentes de la SNTE, sino también con otros grupos y con otros sindicatos como el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). Hace cuatro años ellos fueron despedidos de manera masiva, pero ahora les han estado resolviendo de a poco algunas situaciones, gracias a la lucha que ellos han emprendido en estos años.

Además del sindicato de electricistas, han estado coordinando acciones con nosotros compañeros del Sindicato del Transporte Público y de la educación superior en la UNAM, así como estudiantes secundarios y universitarios. Así la lucha se ha estado expandiendo a través de otras organizaciones populares y sociales, ya no es sólo la CNTE.

Además, el 3 de octubre estuvimos en una reunión con representantes laborales y sociales, donde más de 170 representantes decidieron conformar la Unidad Patriótica por el Rescate de la Nación. Por medio de estas alianzas estamos buscando que más y más gente se una a la lucha. En lo concreto, buscamos encontrar la fuerza para paralizar el país por uno, dos días, o más.

EN EL centro de las movilizaciones ha estado el plantón en el Zócalo, en la Ciudad de México, ¿puede describirnos cómo luce este plantón y cómo se organiza?

EN MAYO iniciamos el plantón en el Zócalo de la ciudad de México, de una manera masiva. En los meses de junio y julio fue fácil mantener a un gran número de maestros en el plantón, pero así como el desgaste se apoderó de muchos, y hubo gente que tuvo que regresar y reintegrarse a sus actividades escolares en sus estados, hemos decidido mantenerlo de una manera representativa.

Así por ejemplo, decimos que liberamos, o comisionamos, a algunos maestros para permanecer en el plantón. Ahí estuvimos en el Zócalo capitalino, entre hules y tiendas de campaña, pasando las inclemencias del frío y el calor, hasta el 13 de septiembre, cuando el gobierno ocupó militarmente el Zócalo. Nos desalojaron de una manera muy violenta. Algunos compañeros tomaron el acuerdo de presentar resistencia y no dejarlos pasar. Ellos fueron los que sufrieron el grueso de la represión violenta.

Uno de los reclamos que el gobierno y los medios nos hacían era que con nuestro plantón no dejábamos a nadie más usar el Zócalo, que estorbábamos el libre desarrollo de la cotidianeidad en la plaza de la Nación. Pero ahora están la policía militarizada ocupando el plantón, haciendo lo mismo que de lo que nos acusaban, no más que en vez de masivos números de gente usan masivo armamento, y nadie dice nada.

Después del desalojo decidimos reinstalar nuestro plantón en el Monumento de la Revolución, y ahí hemos estado desde entonces hasta ahora. Usamos el plantón como una manera de informar a la ciudadanía, pasamos volantes, ahí mismo o "brigadeamos", esto es mandar a los compañeros por las calles de la ciudad a repartir volantes informativos o de promoción de eventos. En el plantón realizamos eventos políticos y sociales, actos culturales, presentaciones de libros, y otros, a los que invitamos a la comunidad. En el plantón, aunque estamos de manera representativa, puede haber hasta 20.000 personas cualquier día.

Decidimos tener un plantón representativo porque sabemos que tenemos responsabilidades con los padres y los estudiantes de vuelta en los estados, con los cuales necesitamos estar trabajando en la lucha. Por esa razón hicimos una votación para realizar este repliegue táctico, como nosotros le llamamos, que nos permitió levantar un consenso más amplio con los otros actores de esta lucha: padres, apoderados y estudiantes.

Luego realizaremos una Asamblea Nacional precisamente para escuchar a las diferentes secciones, y los resultados arrojados estas estas conversaciones. El domingo 20 de octubre se realizará esa Asamblea Nacional representativa donde podremos construir este consenso más amplio con las propuestas de los estados y para reforzar el plantón a nivel nacional.

Pero no sólo es el platón del DF donde ocurre la lucha, sino en todo el país. El día 12 de octubre hubo una marcha en la ciudad de México que fue replicada en 27 otros estados. Y la semana siguiente, realizamos una toma de casetas de peaje en varios caminos privados a través de la nación, donde dejamos pasar a todos los chóferes por gratis, sin que tuvieran que pagar peaje a las empresas privadas que controlan esas carreteras.

¿CUÁLES SON los próximos pasos del movimiento y la lucha?

HAY MUCHO debate en el movimiento al respecto, y eso es una buena cosa, porque representa los diferentes sectores que se han estado sumando a la idea de coordinar nacionalmente para enfrentar las reformas neoliberales. Yo tengo mucha esperanza, por ejemplo, que la Unida Patriótica por el Rescate de la Nación puede convertirse en un amplio referente de lucha.

El día 24 de octubre vamos a realizar una actividad de presión en la cual vamos a cerrar los puertos de entrada, en la costa y en las fronteras sur y norte. A esta acción estamos llamando a todo el pueblo en general porque como magisterio no nos alcanza la fuerza. Necesitamos que el gobierno sepa que no es sólo el magisterio que está en esta resistencia.

Hay discusiones muy serias, además, acerca de levantar un candidato ciudadano, independiente de los tres partidos nacionales, que represente políticamente esta lucha anti-neoliberal. Aunque el Movimiento de Renovación Nacional, MORENA, de Andrés Manuel López Obrador, ha querido ofrecerse como el candidato del movimiento, el pueblo en lucha no ve en él su legítimo representante, básicamente por su postura vacilante.

Pero además, creemos muy sinceramente que el futuro de nuestra lucha está en la habilidad de ligarla a muchas otras luchas de carácter similar alrededor del mundo. Los maestros en Inglaterra están huelga luchando contra un ataque similar. Los maestros en Argentina, Brasil y Chile enfrentan condiciones similares. Y los maestros de Chicago, el año pasado, también estuvieron en huelga para parar esta oleada privatizadora.

Por eso estoy yo aquí este fin de semana. No teníamos previsto que este fin de semana estuviera ocurriendo la convención de la Federación de Maestros de Illinois, y nos alegramos mucho de que incluso de manera inesperada, la Federación quisiera recibirnos en su asamblea para contar la historia de nuestra lucha, y que de esta manera empecemos a construir estos lazos.

En la oportunidad también, pudimos hacer contacto con el Sindicato de Maestros de Chicago y participar en dos eventos organizados, uno, por el Caucus Negro y el otro por el recientemente formado, me dicen, Caucus Latino. Esperamos que pronto, representantes de cualquiera o todos ellos puedan llegar a visitarnos en México, y así seguir construyendo un frente internacional contra la privatización de la educación.

E-mail alerts

Further Reading

Latest Stories

From the archives