Marcha por un feminismo del 99 por ciento

January 17, 2019

Las históricas Marchas de Mujeres que siguieron a la toma de posesión de Donald Trump se han convertido en un evento anual en Washington, DC, así como en distintas ciudades a lo largo del país. Muchas personas se unieron el año pasado para denunciar el sexismo alimentado por la administración Trump, pero también para enlistarse en los muchos frentes abiertos por el ataque simultáneo de la administración contra inmigrantes, musulmanes, personas de color y la comunidad LGBTQ.

Algunos hechos destacados del creciente movimiento por los derechos de las mujeres en 2018 fueron: las huelgas realizadas por trabajadoras y trabajadores del sector de comidas rápidas para exigir la erradicación del acoso sexual; esfuerzos organizativos a nivel local en defensa de los derechos reproductivos y contra ataques a nuestras clínicas; y las movilizaciones en oposición al nombramiento de Brett Kavanaugh en la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Esta lucha está lejos de terminar, y por nuestra parte todavía hay mucha labor organizativa por hacer. Esperamos que las Marchas de Mujeres del 19 de enero puedan ser otro paso hacia la construcción de esta oposición - con este fin, socialistas, feministas, y otras radicales y activistas están formando contingentes para la Marcha de las Mujeres. En esta declaración, varios grupos, incluida la Organización Socialista Internacional, y personas individuales te invitan a unirte.

HACEMOS UN llamado a crear Contingentes Feministas del 99 Por Ciento para las próximas Marchas de las Mujeres a realizarse el 19 de enero.

El pasado año confirmó que el feminismo corporativo, que teme desafiar las prerrogativas del Capitalismo, no tiene solución ante la crisis que enfrentan las mujeres y las comunidades LGBTQIA (Siglas en inglés) a nivel mundial.

Taking to the streets in solidarity during the 2018 Women’s Marches

En particular, en los EE. UU., la creciente desigualdad racial y económica, la islamofobia y el antisemitismo en auge, y nuevos ataques a los derechos reproductivos y a los sindicatos exponen el feminismo de Hillary Clinton y Sheryl Sandberg como particularmente grotesco. Su feminismo del “Vayamos Adelante” (Lean In) pretende luchar contra la brecha salarial, pero defiende el sistema que crea salarios bajos. Un feminismo para el 99 por ciento debe conquistar la igualdad salarial pero, además, salarios a escala sindical para todos. Debemos preservar y ampliar el acceso al aborto, lo que pasa por la derogación de la Enmienda Hyde, a un grado tan completo que sólo es factible garantizar a través de un sistema universal de salud. Para nosotras, la justicia reproductiva no sólo significa aborto gratuito y seguro cuando la persona lo requiera, sino también acceso a recursos públicos para criar a nuestros hijos e hijas sin temor al encarcelamiento masivo, deportación o violencia.

¿Cómo podemos construir tal feminismo? El proceso ya ha empezado. Los movimientos #MeToo y #TimesUp no solo han expuesto la prevalencia de la violencia sexual en las vidas de las mujeres, sino también han demostrado que podemos luchar contra este sistema que protege a los perpetradores de esa violencia. Mientras tanto, las huelgas en educación, hoteles y salud, que van desde West Virginia, el Estado de Washington, Boston, Chicago, San Francisco y muchas más, han puesto en relieve el rol protagónico que las mujeres y la gente de color tienen en la reconstrucción de una clase trabajadora combativa.

Si bien las mujeres han encabezado la actual ola de huelgas, entendemos que el trabajo de las mujeres no sólo se limita al sector formal. El trabajo de las mujeres en el hogar y en la comunidad, realizado sin remuneración y, a menudo, sin ningún apoyo social, es crucial para el funcionamiento del capitalismo. Es por esto que un feminismo del 99 por ciento no limita sus demandas a la mejora de salarios. Exigimos que el sistema en lugar de priorizar la generación de ganancias, invierta en cuidados de la niñez, en Medicare para todas y todos, en viviendas accesibles y en el pleno financiamiento del sistema público de educación. Exigimos agua limpia, que nos es negada por un sistema capitalista negligente y racista, así como aire limpio libre de la codicia del sistema por los combustibles fósiles. Nuestro feminismo lucha tan duro por la salud y el futuro de nuestras comunidades como por la salud y el futuro de nuestro planeta.

Somos conscientes de que la violencia del sistema no se limita a nuestras fronteras fronteras nacionales, sino que está vinculada a la política militar de los Estados Unidos en el exterior. Por lo tanto, nuestro feminismo se basa en la solidaridad con quienes se encuentran tras las rejas y en los centros de detención en este país, así como con los que enfrentan los efectos brutales del imperialismo estadounidense desde Centroamérica hasta Palestina.

Es con esta política anticapitalista en mente que hacemos el llamado a formar los Contingentes Feministas del 99 Por Ciento dentro de la próxima Marcha de las Mujeres.

Les invitamos a marchar a nuestro lado este 19 de enero y a construir codo a codo un nuevo feminismo internacionalista y la lucha de clases.


Firmantes

Organizaciones
International Women’s Strike
Campus Antifascist Network
Freedom Socialist Party
International Socialist Organization
Radical Women
Socialist Action
Socialist Alternative
U.S. Campaign for Palestinian Rights

Individuales
Linda Alcoff
Cinzia Arruzza
Tithi Bhattacharya
Angela Davis
Zillah Eisenstein
Liza Featherstone
Nancy Fraser
Kshama Sawant
Barbara Smith
Keeanga-Yamahtta Taylor
Cornel West

E-mail alerts

Further Reading

Latest Stories

From the archives