Obrero Socialista

  • ¿Puede Clinton detener el trumpismo?

    Es el nuevo uno-dos del mal menor: Uno, Trump podría ganar. Dos, mejor votar por Clinton, o estaremos todos condenados. ¿En serio?

  • ¿Huelga docente en Chicago?

    En Chicago, el choque entre un alcalde corta-presupuestos, un gobernador mata-sindicatos y los resolutos maestros podría dar lugar a una nueva huelga.

  • Un concurso en impopularidad

    Clinton y Trump sean los políticos más odiados que jamás se enfrentaron en una elección presidencial, pero Ud. aún tiene una alternativa.

  • No bote su voto, hágalo contar

    En noviembre, usted puede ceder al miedo y votar por Hillary Clinton para detener a Donald Trump, o puede votar por el futuro que quiere.

  • Independiente del estatus quo

    Sin su propio partido y representantes políticos, la clase obrera permanecerá subordinada al sistema de bipartidista.

  • No entre partidos capitalistas

    El sistema político estadounidense se basa en un acuerdo institucional en el que sólo dos partidos son presentados como opciones legítimas.

  • ¿Encarna Ortega al sandinismo?

    En Nicaragua, la memoria de la Revolución Sandinista es aún muy poderosa, pero la promesa de sus líderes sigue incumplida.

  • Cuentan más que nunca

    Las renovadas protestas contra el racismo y la violencia de la policía ofrecen una alternativa contra aquellos que nos piden ser "pacientes."

  • Resistamos la ola pro-policiaca

    La policía tratan de oscurecer las víctimas de la violencia policiaca culpando a los que protestan por las muertes en Dallas.

  • Conteniendo el fuego

    La radicalización que alimentó la campaña de Bernie Sanders sigue viva, y los demócratas quieren su ayuda para contenerla.

  • El Trumpezón de la derecha

    Trump obtuvo la candidatura presidencial del Partido Republicano porque sus posiciones son compartidas por la mayoría de la base del GOP.

  • Un movimiento socialista

    Sanders ha dado voz al descontento contra el sistema bipartidista, pero hay más acerca del socialismo que cualquier candidato.

  • Aterrorizando refugiados

    La administración Obama anunció más deportaciones de madres y niños que huyeron de la violencia en América Central.

  • Argentina tras la marea rosa

    Con la derecha en el gobierno, Argentina deja atrás la marea rosa y la lucha se agudiza, explica el economista Claudio Katz.

  • Nuevo fervor por el socialismo

    La ira de clase que subyace la popularidad de Bernie Sanders no comenzó con su campaña, y tampoco va a terminar con ella.

  • Las lecciones del chavismo

    Un revolucionario venezolano contempla la experiencia de casi dos décadas desde que el fallecido presidente Hugo Chávez asumió el poder.

  • Vehículo de democracia obrera

    La clase obrera no puede apoderarse del Estado como es, sino que necesita uno propio--un Estado verdaderamente democrático.

  • Trump, fascismo y mal menor

    La campaña de Trump plantea cuestiones cruciales para la izquierda, como ¿es Trump un fascista? O ¿cómo derrotamos lo que representa?

  • ¿Cómo tumbamos a Trump?

    Una multitud multirracial en Chicago mostró a Donald Trump que su racismo no es aceptable, y lo embaló de vuelta al escondrijo de dónde salió.

  • Siria: La revolución en las calles

    Una tregua parcial en Siria dio espacio al movimiento revolucionario para organizar las primeras protestas masivas desde 2013.

  • Flint revela feos secretos

    La resistencia en Flint expone los crímenes de los oficiales estatales and federales, y la existencia de una más amplia crisis de la salud pública.

  • La falacia del "voto realista"

    Quienes apoyan a Clinton están preocupados por Sanders, no porque él esté asustando a la base demócrata, sino porque se la está ganando.

  • ¿El año de los renegados?

    La elección de 2016 ya se están produciendo grandes sorpresas, en formas que son a la vez aterradoras y excitantes para la izquierda.

  • Trump y la clase obrera blanca

    El autor de Los Demócratas: Una Historia Crítica, desenmaraña el mito mediático sobre el supuesto conservatismo de la clase obrera blanca.

  • Una herramienta de dominio

    El Estado moderno es el Estado de la clase dominante, y su principal propósito es asegurar su dominio de clase.